La juez ha imputado al comisario ya retirado José Manuel Villarejo por el apuñalamiento de la doctora Elisa Pinto, después de que ésta reconociera la pasada semana al mando policial como la persona que la agredió en abril de 2014. Villarejo tendrá que comparecer el próximo 29 de junio, según informa Eldiario.es.

En una providencia fechada el pasado 7 de junio, a la que ha tenido acceso este periódico, la magistrada del Juzgado de Instrucción 39 de Madrid, Belén Sánchez Hernández, llama al procedimiento en calidad de investigado al antiguo comisario y cita a cuatro testigos para tomarles declaración.

La rueda de reconocimiento se llevó a cabo a instancias de la doctora, quien responsabilizó al ex comisario de la Policía Nacional Villarejo de un apuñalamiento que sufrió en la calle en 2014. Tras la identificación, la defensa del policía aseveró que existen elementos probatorios provenientes de las investigaciones de los cuerpos especializados de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que investigan el caso desde el inicio del mismo que ponen «en seria duda» la identificación. Además, manifestó que hay testigos que también ponen en duda la veracidad de la identificación, situando a Villarejo en otro lugar totalmente distinto al de la supuesta agresión el día que se produjo la misma.

La médico había denunciado a Javier López Madrid -yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir- asegurando que, tras una visita a su consulta, el empresario «comenzó un flirteo que ella trató de pararlo pero no pudo», según consta en la denuncia. Tras estos episodios, según denunciaba Pinto, comenzó a padecer «acoso sexual» que «no pudo controlar» y «no denunció en un principio por ser la persona que era» y «por pánico».

Amenazas

La dermatóloga había interpuesto también denuncias por amenazas recibidas en su teléfono móvil y a través de sus hijos y en 2014 fue apuñalada por la calle, hecho sobre el que ya responsabilizó al comisario de Policía José Villarejo, a quien ella vincula con López Madrid.

Pinto acusó López Madrid de seguirle y mandarle fotografías de los lugares en los que había estado, así como de presentarse en un hotel de París al que ella había acudido por motivos profesionales y acudir a su consulta sin cita previa, en una ocasión acompañado de un hombre que, según la denunciante, se trataría de Villarejo, y según el denunciado, su abogado Rafael Redondo.

López Madrid negó el acoso y aseguró que fue Pinto quien le acosó a él y a su familia, y que tanto él como sus amigos recibieron llamadas de contenido sexual, así como mensajes amenazantes, hechos por los que denunció a Pinto.