El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Bilbao ha rechazado instalar un monolito o placa en recuerdo del asesinato de Miguel Ángel Blanco y las movilizaciones que en su repulsa se sucedieron. El PP había solicitado que con motivo del vigésimo aniversario -el próximo 12 de julio- del asesinato a manos de ETA del concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, el Consistorio impulsara la colocación de algún elemento físico de homenaje “que recuerde aquel hito” y que además llevara a cabo una declaración institucional en reconocimiento de la que los ‘populares’ recuerdan en su proposición fue «la mayor manifestación” jamás celebrada en la capital vizcaína.

Sin embargo, el equipo de Gobierno, formado por PNV y PSE, se ha negado a asumir la petición del PP bilbaíno y ha presentado una enmienda de modificación a la propuesta de homenaje presentada por los ‘populares’. En ella ambas formaciones expresan la condena de aquel atentado “y de todos y cada uno de los atentados terroristas y de la violencia que hemos padecido en nuestro país”. En un segundo punto expresan su solidaridad y cercanía con las víctimas del terrorismo” y “de la violencia”, para las que exige “verdad, justicia, reconocimiento y reparación”.

En el documento alternativo, en el que no se cita a ETA, se señala que “quienes causaron tanto dolor” deben reconocer “el daño injusto causado” como medida para avanzar en la convivencia. En la enmienda alternativa presentada por nacionalistas y socialistas se “pone en valor la respuesta cívica” dada por la sociedad bilbaína aquellos días de julio de 1997 y llamando a participar en los actos que en recuerdo de las víctimas se puedan convocar”.

Sin embargo, no se hace referencia al motivo de la propuesta del PP que instaba a colocar algún tipo de busto o placa que recordara el asesinato de Miguel Ángel Blanco y la posterior movilización social. Actualmente, en Bilbao, un sencillo monumento en un céntrico parque de la ciudad recuerda a todas las víctimas del terrorismo, ante el cual el Consistorio en pleno ha celebrado actos de recuerdo a las víctimas.