Pedro Sánchez ha evitado este martes definir su postura sobre la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución, que habilita al Gobierno a asumir algunas de las competencias autonómicas en caso de incumplimiento de la ley por parte de los representantes políticos en el territorio. “No se va a aplicar”, ha insistido el secretario general del PSOE para evitar clarificar la postura del partido al respecto bajo su mando. “No voy a opinar sobre hipótesis. El 155 no se va a aplicar. No tenemos que llegar a esa situación. El Gobierno del PP y la Generalitat deben sentarse a dialogar y encontrar una solución pactada para esta situación que dura ya cinco años”, ha asegurado.

En una entrevista en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta, Sánchez ha defendido la necesidad de “abrir el debate sobre el perfeccionamiento del carácter plurinacional de nuestro país en la Constitución”. “Lo importante es que los independentistas identifican nación con Estado y en consecuencia, autodeterminación. Nosotros tenemos la posición de Gregorio Peces Barba: España es una nación de naciones con un único estado”, ha aclarado.

Pedro Sánchez sigue intentando sumar fuerzas a su frente anti PP. Tras su reunión con el secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, con el que pondrá en marcha una agenda social común en el Congreso, el líder socialista ha reprochado a los partidos independentistas catalanes que no colaboren para desbancar al Gobierno de Mariano Rajoy.

“Lo importante respecto a las negociaciones de 2016 es una cuestión de prioridades”, ha asegurado, recordando que entonces era formar un Gobierno del cambio. “Para Esquerra Republicana y para el PdCat no es una prioridad quien gobierna en España, sino el referéndum, y en eso el PSOE nunca va a estar. Para nosotros la prioridad es poner fin al Gobierno de Rajoy, mucho más pronto que tarde”, ha explicado. Y su fórmula es “empezar a construir la casa por los cimientos, parlamentar y alcanzar acuerdos con las fuerzas políticas”, como ha comenzado este martes en su reunión con Iglesias.

En este sentido, Sánchez ha enfriado las ansias de Podemos por presentar otra moción de censura para desalojar a Rajoy. “No hay que generar más frustración entre los ciudadanos progresistas”, ha justificado. “La moción censura debe servir para descabalgar al Gobierno del PP, no para reforzarle. Hay que demostrar que existe una alternativa”, ha aclarado, sin querer entrar en reproches a Unidos Podemos. “Hoy yo podría ser presidente del Gobierno y no quisieron, pero hay que mirar adelante”, ha señalado.

El secretario general del PSOE ha negado que su partido se esté “podemizando”, aunque ha defendido su giro a la izquierda. “El PSOE ha resuelto su crisis de liderazgo y orientación política de forma democrática y rotunda” ha asegurado.