La Casa Real asegura no entender la polémica suscitada en torno a la ausencia del Rey don Juan Carlos del acto conmemorativo de los 40 años de las primeras elecciones democráticas y resta credibilidad a su supuesto disgusto por no haber sido invitado al mismo. Fuentes consultadas por El Independiente, explican que fue el formato elegido por la mesa del Congreso de los Diputados –sesión solemne ante el Pleno, con diputados y senadores- el que ha impedido la presencia de Don Juan Carlos, puesto que éste decidió autoexcluirse de todos los actos que tuvieran lugar en el Hemiciclo, incluyendo en su momento hasta el de la proclamación de don Felipe como Rey el 19 de junio de 2014.

Si el acto hubiera tenido lugar en el Salón de Pasos Perdidos “habrían acudido don Juan Carlos y doña Sofía”

De hecho, si en lugar de ser en el Pleno, se hubiera escogido el llamado Salón de Pasos Perdidos, donde se celebró, por ejemplo, el 30 aniversario de la Constitución, “hubieran acudido don Juan Carlos y doña Sofía”. A eso atribuyen las informaciones que apuntan a que el Rey Emérito se había reservado esta semana para acudir al Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Fue la Cámara, insisten las mismas fuentes consultadas, “la que eligió organizar este acto de aniversario del modo que se ha hecho e invitó al Rey a que tomara la palabra. Cada uno decide en función de su ámbito de responsabilidad y éste correspondía a la Mesa del Congreso”.

Reiteran que Don Juan Carlos dejó claro tras su abdicación que “en el Pleno, cuando interviene el Rey, yo no tengo que estar”, al tiempo que lamentan que un discurso tan elaborado,  con claros mensajes destinados al independentismo catalán, quede solapado por esta polémica. De hecho, hoy va a Cataluña a la entrega de Premios Princesa de Girona.

Presente en los discursos

Asumen que muchos de los diputados y senadores de la legislatura constituyente se preguntaran dónde estaba el entonces Rey, que tuvo un papel determinante en la Transición a la democracia en España, pero que la explicación “es más sencilla” y que, en todo caso, Don Juan Carlos había sido avisado de que el modelo escogido le dejaba fuera de la foto, que no de los discursos puesto que a él han aludido tanto su sucesor en el trono como la presidenta del Congreso, Ana Pastor.