¿Corre peligro el Real Madrid de baloncesto de ser desposeído de los títulos de Liga y Copa ganados en la temporada 2014/15? ¿Estaba al tanto el club madrileño de que Marcus Slaughter jugaba con un pasaporte falsificado? ¿Qué es el Acuerdo Cotonou? El Independiente detalla las principales claves del caso que investiga el Juzgado de Instrucción 27 de Madrid y que podría ser la punta del iceberg de un escándalo de mayor dimensión.

  • ¿Qué se investiga?
    El titular del Juzgado de Instrucción 27 de Madrid, Enrique Jesús Bergés de Ramón, investiga si baloncestistas jugaron en la Liga ACB con pasaportes falsificados. Los dos jugadores que ya han sido imputados son los estadounidenses Marcus Slaughter, que jugó en el Real Madrid entre 2012 y 2015, y Andy Panko, que militó en el Baloncesto Fuenlabrada entre 2013 y 2015. También han sido ya llamados al procedimiento en calidad de investigados el agente Julián Aranda de Marcos, el ex canterano del Real Madrid Richard Nguema y el entrenador Hugo López, que previamente había entrenado al equipo ecuatoguineano de los Malabo Kings.
  • ¿Cómo surge el caso?
    La investigación, iniciada el 29 de julio de 2015, arrancó a raíz de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) pusiera en conocimiento de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional un dosier informativo que le había remitido la Federación Española de Baloncesto (FEB) al detectar incidencias en el proceso de validación de las licencias en la Liga ACB de dos jugadores profesionales con nueva nacionalidad de países con acuerdo de no discriminación laboral con la UE. Al contar con pasaporte cotonou, concretamente de Guinea Ecuatorial, los baloncestistas no ocupaban plaza de extranjero en sus respectivos clubes.
  • ¿Qué es el Acuerdo de Cotonou?
    Un convenio de intercambio comercial y de asistencia que la Unión Europea y los 78 estados de África, Caribe y Pacífico (ACP) firmaron el 23 de junio de 2000 para el desarrollo económico, social y cultural de esas zonas del mundo. En su artículo 13.3, el acuerdo establece que «cada Estado miembro concederá a los trabajadores procedentes de un país ACP que ejerzan legalmente una actividad en su territorio un trato caracterizado por la ausencia de toda discriminación basada en la nacionalidad con relación a sus propios nacionales en lo referente a condiciones de trabajo, remuneración y despido. Cada Estado ACP, por su parte, concederá a este respecto un trato no discriminatorio comparable a los trabajadores nacionales de los Estados miembros». ¿Qué significaba ello en la práctica? Al acreditar la titularidad de un pasaporte de Guinea Ecuatorial, la nacionalidad de Slaughter y Panko quedaba equiparada directamente a la de cualquier otro ciudadano de la Unión Europea y liberaban las plazas de extranjero en sus respectivas plantillas.
  • ¿Qué pruebas hay?
    Entre las anomalías que la Federación puso en conocimiento del Consejo Superior de Deportes (CSD) se incluía el hecho de que los números de pasaportes de los dos baloncestistas y los certificados de autenticidad expedidos supuestamente por el Consulado de Guinea Ecuatorial en Las Palmas de Gran Canaria tenían asignado el mismo número: AA001696. Cuando compareció como testigo ante la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Las Palmas de Gran Canaria el cónsul general Mauricio Mauro Epkua Obama, éste corroboró que no es posible que dos ciudadanos tengan el mismo número de pasaporte y que los pasaportes ordinarios de Guinea Ecuatorial no comienzan por la letra ‘A’ sino por la ‘F’. Las sospechas se acrecentaron el 30 de noviembre de 2015, cuando la embajadora de Guinea Ecuatorial en Madrid, Purificación Angué Ondo, concluyó que los pasaportes intervenidos a los dos jugadores nacidos en EEUU «no son legales sino falsificados mediante métodos fraudulentos». «Ambos señores no residen ni han residido en la República de Guinea Ecuatorial, por lo que deberán aclarar la procedencia de dichos documentos, cuya serie se desconoce», zanjó.
  • ¿Conocía el Real Madrid la irregularidad en el pasaporte de Slaughter?
    En su contradictoria declaración ante el juez el pasado 27 de junio, el actual jugador del Darussafaka Dogus turco exculpó al Real Madrid en un principio pero luego reconoció que «alguien del Real Madrid» se lo había entregado. El Real Madrid sostiene que le entregó el pasaporte a través de uno de los asistentes de la sección, pero que previamente el agente de Slaughter, Julián Aranda, se lo había presentado al club, ya gestionado. Que el agente se ‘saltase’ al jugador explicaría que este no sea capaz de ofrecer un relato sobre lo que sucede entre el momento de la entrega del dinero y el momento de la recepción del pasaporte.
  • ¿Qué consecuencias podría tener el caso si se acreditan las irregularidades?
    La principal incógnita que se plantea es si el Real Madrid será desposeído de los títulos de Liga y Copa obtenidos en la temporada en la que Slaughter habría utilizado el pasaporte falso, si se demuestran las irregularidades. El reglamento disciplinario de la FEB tipifica una infracción específica castigada con las mismas consecuencias que la alineación indebida. Panko no llegó a ocupar plaza de comunitario en el Fuenlabrada, precisamente porque la irregularidad se detectó al presentar la documentación y comprobar que su número de pasaporte coincidía con el de Marcus Slaughter. El Real Madrid sólo sería desposeído de los títulos si se comprueba que obró con mala fe y que fue parte activa en la consecución del documento, algo que niega tajantemente.