Cientos de personas han arropado esta tarde en Alsasua a los padres y madres de los acusados de un delito de terrorismo por la agresión a dos guardias civiles el pasado 15 de octubre. En un acto celebrado en la plaza central del municipio han leído un comunicado en el que han denunciado la “desproporción” de la petición de la Fiscalía y han asegurado que en este proceso no sólo está en juego el futuro de sus hijos sino el de “la sociedad”.

En su opinión se está produciendo una utilización “abusiva y torticera de la ley”. Denuncian que detrás del caso de Alsasua están en juego “los derechos humanos que nos asisten a todos” y la “calidad democrática” del conjunto de la sociedad.

Los padres y madres de los acusados califican de uso «torticero» de la ley la petición de la Fiscalía y llaman a la movilización

Han señalado que la petición de 378 años de prisión hecha por el ministerio Fiscal contra los ocho acusados  les provoca “miedo” y “desamparo” y recuerdan que por delitos más graves que los sucedidos la madrugada del pasado 15 de octubre en el municipio navarro se han solicitado penas de prisión mucho más reducidas.

Los padres han instado a quienes como ellos “sienten rabia” y “están indignados” a canalizarlo a través de la movilización y la difusión de sus argumentos en contra del proceso que se está llevando a cabo y a hacerlo “no contra nadie” sino en favor de apoyo para sus hijos. Para ello, este viernes se ha convocado una manifestación en Alsasua en contra de la petición Fiscal y en apoyo a los acusados y que se espera multitudinaria. Para el próximo 14 de julio, último día de las fiestas de San Fermín, también se ha convocado una concentración en Pamplona.

El Ayuntamiento de Alsasua rechaza la petición de la Fiscalía

Una vez finalizada la comparecencia de los padres, el Ayuntamiento de Alsasua ha convocado un pleno extraordinario tras el cual ha leído una declaración institucional en contra de la petición de la Fiscalía y de apoyo a los encausados.

El viernes una marcha reprobará en Alsasua la petición de cárcel y el proceso en su conjunto. Las familias han llamado a concentrarse el ultimo día de ‘Sanfermines’ en Pamplona

Esta mañana el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón también se ha pronunciado ante la petición de la Fiscalía -378 años de prisión por delitos de terrorismo- y ha afirmado que tras conocer la petición del ministerio Fiscal a él, como alcalde, nadie podrá pedirle “respeto institucional, ni contención, ni acatamiento, no voy a tener pelos en la lengua”. El primer edil, que mañana al mediodía estará presente en la balconada del Ayuntamiento de Pamplona ante miles de personas, ha calificado de “salvaje” la petición de cárcel por los que ha definido como “una pelea de borrachos”: “Más allá de los hechos, que a nadie nos gustan, todos sabemos lo que es una pelea a las cinco de la mañana en un bar, en la situación en la que están unos y otros”. Y ha añadido, en declaraciones a la radio pública vasca, que se trata de una agresión “con un balance de un tobillo roto”. En su opinión, la instrucción judicial que llega a una petición de esa envergadura “por una pelea en ferias” se desacredita “por si sola”.

De igual manera, desde su coalición, EH Bildu, también hoy se ha criticado con dureza la petición de la Fiscalía por una “trifulca de bar”. El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz ha asegurado que es una “aberración y una barbaridad jurídica” cuyo único soporte legal, ha apuntado, no es otro más que “el ánimo vengativo”.