La negativa de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, a colocar una bandera en el Ayuntamiento de la capital en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, concejal del PP Ermua asesinado por ETA hace 20 años, ha provocado, tras la tormenta de ayer, la reacción del coordinador general del PP y responsable de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo. El dirigente popular considera una «bajeza política» que haya ayuntamientos gobernados por PSOE y Podemos que no quieran rendir homenaje a Blanco, en clara referencia a Carmena. A última hora de ayer, y tras una jornada de polémica y duras críticas, la alcaldesa accedió a celebrar, mañana, una concentración en recuerdo del edil popular.

Para Maillo, esta decisión es una muestra de «auténtica insensibilidad» desde el punto de vista humano, tanto por los partidos que no han sido capaces de desautorizar a esos consistorios como por parte de las personas que han adaptado esa actitud.

Almeida se reúne hoy con el resto de las portavoces para que se unan en un acto conjunto

El portavoz del PP en el ayuntamiento, José Luis Martínez Almeida, se reúne a medido día de este martes con sus homólogos del resto de los grupos, esto es, Rita Maestre, portavoz del ayuntamiento, Purificación Causapié, del PSOE, y Begoña Villacís, de Ciudadanos. Almeida quiere invitar al resto de los partidos al acto que mañana celebrarán a las diez de la mañana en la Plaza de la Villa, dispuesto incluso, a que sea la alcaldesa la que lea el comunicado en recuerdo a Miguel Ángel Blanco. Carmena sí anunció el lunes que secundarán la propuesta de la FEMP de celebrar un minuto de silencio mañana a las 12 de la mañana.

Eso sí, ni Génova ni el PP regional confían en que la alcaldesa ceda a poner un cartel en la fachada de ayuntamiento, como sí harán en la sede del gobierno autonómico y en el edificio de los despachos del grupo popular municipal.

Maíllo considera que el del Ayuntamiento de Madrid es un comportamiento «reprochable»

Maillo ha abierto su intervención con palabras de recuerdo a Miguel Ángel Blanco y ha afirmado que el PP «siempre» estará al lado de cualquier víctima. De hecho, ha pedido un fuerte aplauso para la hermana del edil asesinado, Mari Mar Blanco, que ha asistido también a este encuentro informativo.

Dicho esto, ha afirmado que es una muestra de «bajeza política» y un «comportamiento reprochable», así como de «auténtica insensibilidad desde el punto de vista humano» que no se quiera rendir homenaje a Miguel Ángel Blanco, tanto por parte de aquellos partidos que no han sido capaces de «desautorizarles» como por parte de las personas que lo han adoptado.

Así se ha pronunciado en un desayuno informativo organizado por Europa Press, al que han asistido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, y varios vicesecretarios del PP como Javier Arenas, Javier Maroto y Pablo Casado.