Agentes de la Guardia Civil han entrado en la mañana de este jueves en el Teatro Nacional de Catalunya para requerir documentación relacionada con el acto de presentación del referéndum, según informa El País. El pasado 4 de julio el Gobierno catalán, JxS -la coalición que le da apoyo- y la CUP organizaron un acto conjunto para presentar la Ley del Referéndum de Autodeterminación de Cataluña, el texto con el que el ejecutivo de Carles Puigdemont pretende dar cobertura legal a la organización de un referéndum de independencia el próximo 1 de octubre.

«En el marco de las órdenes de la autoridad judicial hemos entregado un auto a los responsables del TNC» han apuntado escuetamente fuentes de la Guardia Civil en Cataluña para explicar la intervención. El requerimiento de esta información se ha hecho a instancias del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que está investigando los preparativos de la consulta en el marco de la causa que ya abrió al investigar al ex senador de ERC Santiago Vidal.

Esta misma investigación justificó hace dos semanas los interrogatorios a una decena de funcionarios y trabajadores de las empresas privadas involucrados en la campaña publicitaria para promocionar la creación del registro de catalanes en el exterior -el embrión del CERA catalán- y la página web del Pacto Nacional por el Referéndum.

La intervención de la Guardia Civil ha provocado ya las críticas de JxS, cuyo líder en el Parlament, Jordi Turull ha calificado de «delirante» la investigación en un tuit, junto al hastag #sosdemocracia y junto a la imagen del acto del día 4 en el que el propio Turull tuvo un papel central junto a la portavoz de ERC en el Parlament, Marta Rovira a la hora de explicar el proyecto de ley. Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Carme Forcadell participaron también en el acto abierto al público y retransmitido en directo por TV3.

Turull ha explicado que el acto, el alquiler de la Sala Grande del TNC por 17.600 euros lo pagó el Grupo JxS y ha desvinculado totalmente al Gobierno catalán de su organización. «Nunca hubiéramos imaginado que se nos requeriría información por un acto político» se ha lamentado en una comparecencia junto a Rovira y Lluís Llach, maestros de ceremonias el pasado 4 de julio.

Puigdemont enciende la red

Esta misma red social ha sido el escenario de la última polémica protagonizada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El president ha publicado un tuit en su cuenta oficial en la que cuestiona la labor de la prensa cuando informa de las recientes crisis en su gobierno a raíz de las dudas de muchos de sus miembros sobre le futuro del referéndum.

«En la prensa de referencia emerge un nuevo género periodística: el periodismo de ficción. La narrativa de la verosimilitud lo aguanta todo» publicaba Puigdemont esta mañana, en referencia a las informaciones relativas a las peleas en el seno de su gobierno por la negativa de ex convergentes y republicanos a asumir la responsabilidad -y por tanto los costes- de la organización del referéndum.

Un comentario que le ha valido numerosas críticas y, sobre todo, comparaciones con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y sus constantes ataques a los Fake Media.