Política

Ahora Madrid se rompe por la "incompatibilidad" del concejal de Urbanismo con el Colegio de Arquitectos

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprueba la reforma del COAM

El grupo municipal de Ahora Madrid se ha fracturado a raíz de la propuesta del concejal de Urbanismo José Manuel Calvo de permitir al Colegio de Arquitectos de la capital, al que está afiliado, de celebrar “eventos” comerciales en su sede.

Dos ediles, Rommy Arce y Pablo Carmona, han abandonado el pleno para no votar la resolución. La protesta no obstaculizó la aprobación con los votos a favor del resto del grupo Ahora Madrid junto a Ciudadanos y al PP y en contra del PSOE.

El plan autoriza al Colegio de Arquitectos de Madrid a celebrar eventos de “restauración y banquetes” en el interior del histórico edificio de la calle Hortaleza de Madrid. Una decisión a la que llevan meses oponiéndose vecinos y asociaciones, denunciando un “uso impropio” del antiguo edificio de las antiguas Escuelas Pías, situado en el centro de Madrid.

La ficha del concejal José Manuel Calvo

Sin embargo el proyecto contó en todo momento con el favor del Área de Gobierno de Calvo, que no se abstuvo en la votación de hoy ni en las anteriores a pesar de estar colegiado al COAM. Una afiliación que no consta entre los “supuestos de incompatibilidad” como debería según la ley de incompatibilidades y como demostró El Independiente. Calvo, que es arquitecto, pertenece al Colegio de Arquitectos aunque suspendió su actividad profesional en 2015, cuando fue elegido en las elecciones que llevaron a la alcaldía Manuela Carmena.

A partir de ahora, el COAM podrá organizar eventos externos o alquilar hasta el 24% de sus espacios para usos diferentes a los previstos del estatuto del Colegio, que es proporcionar asistencia a los arquitectos afiliados. Actividades externas que ya se desarrollan en la estructura, que ha albergado eventos y fiestas corporativas (entre ellas, Decathlon, Coca Cola o Heineken). «Eventos que se han desarrollado a pesar de carecer de la correspondiente autorización administrativa», sostienen desde la Asociación de Vecinos. Para esta organización, el plan aprobado hoy supone un «pelotazo» para el COAM, que ya ingresa un millón de euros cada año por el alquiler de su sede.

“Una arbitrariedad absoluta sobre los usos autorizables, que pretende convertir el Colegio de Arquitectos en un salón de bodas, facilitando usos lucrativos que no encajan con el ideario de Ahora Madrid”, dijo la concejal socialista Mercedes González, que pidió el voto a mano alzada. Fue entonces cuando Rommy Arce y Pablo Carmona salieron del salón de la sala del Pleno.

El responsable de Urbanismo José Manuel Calvo defendió su actuación escudándose en el respeto a la normativa urbanística, proponiendo de manera despectiva “una medalla a la revolucionaria del año” para la concejala socialista González.

La Asociación de Vecinos de Chueca, barrio donde se encuentra la sede del COAM, ha anunciado que recurrirá a los tribunales para invalidar la resolución.

Comentar ()