El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha admitido este lunes que hace falta una debate interno sobre el modelo de Estado federal por el que el partido apostó en su último Congreso y ha lamentado «algunas ocurrencias».

Mientras los socialistas andaluces apuestan por un federalismo cooperativo sobre la base de la igualdad, los valencianos, con Ximo Puig a la cabeza, defienden uno asimétrico, mientras que los de Baleares abogan por una federación de islas.

El número tres de los socialistas ha recordado que en el último Congreso Federal el partido acordó cuál es la definición de España como Estado plurinacional y, a partir de ahí, «cada uno puede opinar lo que quiera» pero ha recalcado que, antes que hablar, hay que entender «qué es el federalismo», según informa Europa Press.

Y es que, según ha subrayado, algunas cuestiones que se están planteando en torno a esta cuestión suponen claramente «no entender lo que es el modelo federal». Aunque no ha apuntado a ninguna federación en concreto, fuentes de Ferraz recuerdan que la presidenta del partido, Cristina Narbona, apuntó hace unos días que, por definición, el federalismo es «asimétrico».

Cuando se habla de financiación surgen los intereses de cada territorio», señala Ábalos

Ábalos ha defendido que todas las «pegas» que están surgiendo en torno al federalismo tienen el sustento en «las aportaciones interesadas» que aparecen en torno al sistema de financiación de cada comunidad autónoma. «Cuando se habla de financiación surgen los intereses de cada territorio», ha apuntado.

En todo caso, el diputado valenciano ha reconocido que las diferencias en torno al concepto de Estado federal «merecen un debate» en el seno del PSOE y que ese debate hay que plantearlo cuando se abra el melón de la reforma constitucional.