Los policías quieren que los agentes que están en «primera línea» de acción puedan llevar pistolas eléctricas. Todos los portavoces de los sindicatos policiales mayoritarios se lo han pedido al Ministerio del Interior. La petición para autorizar el uso de pistolas tipo táser se ha producido tras un incidente en la frontera de Melilla, donde un hombre de nacionalidad marroquí ha amenazado a los agentes con un cuchillo al grito de «Alá es grande». El individuo ha sido reducido por un policía que le ha lanzado a la cabeza un bolardo de plástico.

Esta es una reivindicación antigua de la policía, según han recordado los portavoces sindicales en declaraciones a Europa Press. Los representantes de los agentes han dicho a Europa Press que la propuesta ha sido bien acogida por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en las reuniones mantenidas desde que asumió el cargo el pasado mes de noviembre. «Toca ya implementar este tipo de medios intermedios de defensa», ha urgido Ramón Cosío, portavoz del SUP.

Entre la fuerza física y el arma de fuego tiene que existir algo para reducir al malo»

«Es totalmente necesario y por eso lo pedimos hasta la extenuación», ha indicado el presidente del SPP, José Antonio Calleja, que justifica esta petición: «Entre la fuerza física y el arma de fuego tiene que existir algo para reducir al malo; es la única forma de evitar riesgos mayores tanto para el agresor como para el policía».

Desde UFP José María Benito se lamenta de que la cúpula policial actual mantenga sus resistencias para estudiar cómo introducir la pistola eléctrica en el uso policial, algo que ya hacen otros cuerpos, entre ellos los Mossos d’Esquadra. «Hay que dotar de la táser a la primera línea de la lucha antiterrorista en Melilla pero también en Atocha o Barajas, tienen que contar con los mejores medios», ha señalado.

Los policías piden la pistola eléctrica, chalecos individuales y otras medidas como la defensa extensible. «No se trata de utilizar estos instrumentos para golpear sino para actuar con proporcionalidad y con los medios adecuados», ha apuntado el portavoz de CEP, Antonio Labrado.