El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha solicitado un dictamen urgente del Consejo de Estado sobre la reforma del reglamento del Parlamento catalán aprobada este miércoles que permite la tramitación exprés de la ley que prevé amparar el referéndum del 1 de octubre y la ley de transitoriedad jurídica, más conocida como Ley de «desconexión». Esta reforma permitirá a los secesionistas avanzar en la ruptura hurtando el debate parlamentario a los partidos de la oposición y sin mayorías reforzadas que, por ejemplo, sí se necesitarían para reformar el Estatuto de Autonomía.

En concreto, Rajoy ha solicitado al Consejo de Estado dictamen urgente sobre el artículo 135.2 del Reglamento del Parlamento catalán tal como ha sido redactado en la modificación aprobada este miércoles por el pleno de esta institución. Las fuentes citadas justifican esta decisión en el hecho de que la modificación permitiría aprobar las leyes del referéndum y transitoriedad y destacan la gravedad que supone que se pretenda hacer sin ningún tipo de debate y sin la posibilidad de presentar enmiendas.

Fuentes del Ejecutivo han informado a Efe de esta petición de Rajoy para determinar posibles actuaciones futuras ante esa modificación, aunque el Consejo de Estado se trata de un órgano consultivo, no vinculante. Esta actuación se une a la que ha anunciado el PP catalán de acudir en amparo al Tribunal Constitucional por entender que esta reforma es «una cacicada» que vulnera los derechos de los diputados de la oposición.