Fue el último jefe de explosivos de ETA y ayer se le recibió como un héroe en el municipio de Burlada (Navarra). Mikel Oroz, alias ‘Peru’, abandonó el pasado día 1 la prisión francesa en la que cumplía condena acusado de liderar el equipo logístico de ETA encargado de la elaboración de explosivos. Oroz había sido detenido en marzo de 2011 al norte de Francia y fue condenado a nueve años de prisión. Tras su puesta en libertad, ayer fue recibido por cientos de vecinos de su barrio que no dudaron en rendirle honores entre abrazos, besos y gritos de apoyo a los presos de ETA.

En un vídeo colgado en las redes sociales por la pagina web Ahotsa.info se puede ver a Oroz cuando llega a Burlada portando en brazos a dos niños de apenas unos meses, sonriente y que tras entregarlos a una mujer se dispone a recibir un caluroso recibimiento de los participantes en el acto. Entre ellos figuran varios menores.

De la ‘kale borroka’ ascendió en el escalafón de ETA hasta dirigir el aparto logístico hasta su detención en 2011

Bajo un pasillo de ikurriñas, banderas de navarra y pancartas en favor del final de la dispersión de los presos de ETA, Mikel Oroz llega hasta un local donde se le rinde el homenaje. Subido en un estrado, ante una pancarta dándole la bienvenida, ‘Ongi etorri’, un sonriente Oroz escucha los ‘bertsos’, (versos) de bienvenida por parte de uno de los participantes. Previamente había sido recibido con un aurresku –baile de honor- por parte de una dantzari.

El acto concluye con el canto del ‘Eusko gudariak’, puño en alto, por parte de todos los asistentes y un grito en favor de la independencia de Euskadi. Finalmente en el documento se ve a Oroz retirar un retrato con su imagen, y en la que se detallaba dónde cumplía la condena, colgado junto a otros cinco retratos de otros tantos presos de la banda terrorista y a los que da un beso en señal de apoyo.

Apoyo a Del Hoyo

Mikel Oroz (Pamplona, 1979) comenzó su actividad vinculada a ETA con participaciones en actos de kale borroka y poco a poco fue asumiendo cada vez mayores responsabilidades dentro de la organización. Se especializó en la fabricación de explosivos y, según la Fiscalía francesa, llegó a liderar el equipo logístico de la organización. En el momento de su arresto también fueron detenidos el resto de integrantes del equipo de fabricación de explosivos que él comandaba. El equipo logístico-militar lo integraban, además de ‘Peru’, Alejandro Zobarán, “Xarla”, Urko Labaka e Iban Sáez de Jauregui.

A su llegada a España tras ser expulsado de Francia una vez cumplida la condena de nueve años que le fue impuesta, Oroz ha posado con un cartel de apoyo al etarra Kepa del Hoyo, fallecido de un infarto el pasado lunes en la prisión de Badajoz mientras practicaba deporte. La muerte de Del Hoyo ha multiplicado los actos de homenaje y de reclamación del final de la dispersión de los presos de ETA en cárceles alejadas de Euskadi, así como el papel que en su apoyo a recuperado la izquierda abertzale. Arnaldo Otegi se ha referido al preso fallecido como “nuestro compañero” y ha asegurado que no murió por “causas naturales” sino que “lo han matado” el actual sistema penitenciario español.

A su llegada a Barajas portó un cartel de apoyo al etarra que murió el lunes en la cárcel de Badajoz por un infarto

Esta no es la primera ocasión en la que un preso de ETA es recibido por sus vecinos con actos de apoyo y en un ambiente festivo. En los últimos meses tanto en Navarra como en el País Vasco se han registrado escenas similares a las vividas en Burlada este martes pasado.

El PP pide a Urkullu evitar homenajes

Actualmente según el informe emitido por la asociación de familiares de presos de la banda, Etxerat, 331 miembros de ETA cumplen condena en prisiones españolas y francesas. De todos ellos alrededor del 70% lo hace en prisiones situadas en un radio de entre 600 y 1.100 kilómetros de Euskadi.
El PP ha instado al Gobierno vasco a que impida que se celebren “homenajes públicos” a miembros de ETA “por razones evidentes; no hay nada digno en pertenecer a ETA”. En una nota el PP vasco ha recordado que los homenajes a etarras son “ilegales porque implican apología del terrorismo y suponen un acto de humillación al conjunto de la sociedad y especialmente a las víctimas”.

El PP recuerda que no hay nada digno en pertenecer a ETA y que homenajearles es «ilegal»

En las últimas horas numerosos municipios del País Vasco han amanecido con carteles y pintadas de recuerdo y apoyo a Del Hoyo. Desde distintos colectivos afines a la izquierda abertzale se han promovido para hoy y para los próximos días, en especial para este sábado en Galdakao (localidad natal de Del Hoyo) manifestaciones y concentraciones en apoyo de los presos de ETA y en contra de la política penitenciaria que se les aplica.