La colonia española en Washington se ha movilizado contra la destitución del cónsul Enrique Sardá, al que el Gobierno apartó de sus funciones tras hacerse público un comentario del diplomático en su perfil privado de Facebook en el que parecía mofarse del acento andaluz en general, y del de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en particular.

La decisión no ha sentado nada bien entre los españoles residentes en Washington DC, Maryland, Virginia, Virgina Occidental y Carolina del Norte, las áreas sobre las que ejerce su acción el consulado de Washington que Enrique Sardá ocupaba desde el año 2014. La colonia patria en la zona coincide en describir a un diplomático efusivo y ejemplar en su trabajo, e insisten en valorar lo «injusto» de una decisión tomada en base a un comentario privado y en tono de humor.

Los españoles residentes en esta zona han lanzado incluso una petición online en la que reclaman la restitución en su puesto de Enrique Sardá, que previamente ejerció sus funciones en Colombia, Senegal, Venezuela, República Dominicana, Italia, Bosnia, Polonia, Alemania y Australia. En esta página se acumulan los comentarios en su inmensa mayoría favorables a la labor desempeñada por el cónsul en los Estados Unidos.

‘El mejor cónsul que hemos tenido’

«En mis 20 años en Washington Enrique ha sido el mejor cónsul que hemos tenido. Destituirlo es un error aún mayor que las fatídicas palabras que han salido a la luz», escribe un usuario, en la misma línea que muchos otros. «Se ha preocupado por la comunidad, nos ha apoyado en nuestros proyectos, nos unió y nos fortaleció. ¡Qué injusticia tan profunda!», añade otro.

Sardá ha sido durante sus tres años en Washington un cónsul activo. A lo largo de su período en el cargo ha sido frecuente su comunicación por correo electrónico con los ciudadanos españoles para asuntos de todo tipo. Desde empresariales hasta logísticos. Uno de ellos, en el que explicaba paso por paso las instrucciones para solicitar el voto rogado para las elecciones generales, llegó incluso a la prensa por el tono cercano empleado en el mismo.

‘Llevo diez años en el área de la embajada y nunca había recibido nada de ningún cónsul anterior a él’, escribe un expatriado español

Las redes sociales que han condenado a Sardá reflejan también una vida intensa, repleta de abundantes actos con la comunidad española. Desde jornadas de promoción empresarial hasta meras reuniones sociales. «La llegada de este cónsul significó un cambio muy positivo en la embajada, que empezó a interesarse por nosotros como comunidad, a ofrecer mucha información de calidad e interés en e-mails periódicos a todos los residentes. Hizo de la embajada un centro cultural, un punto de referencia como no lo era antes», escribe otro usuario, que subraya que lleva «10 años en el área de la embajada y nunca había recibido nada de ningún cónsul anterior a él». «Todo mi apoyo a Enrique, una persona que se ha desvivido por unir y dinamizar a la colonia española en DC, y absolutamente entregado al servicio público y a la labor consular», abunda otro usuario.

Los españoles en Washington han llegado a convocar para este jueves una concentración frente a la embajada para pedir que se revierta la destitución del diplomático, que en las últimas horas también ha reconocido que su broma fue «desafortunada» y «absurda», aunque ha considerado su cese como «desproporcionado». «No hay libertad de expresión ni sentido del humor», llegó a criticar en una entrevista concedida a Antena 3.

Amigos que aman a Letizia y se aficcionan a su belleza

En este sentido cabe explicar el contexto en el que se produjo el comentario de Sardá, que escribió el siguiente comentario en una foto en la que se veía a Susana Díaz junto a la reina Letizia, ambas con un estilismo semejante: «Verano tórrido. Hay q ber q. ozadia y mar gusto la de la susi. mira q ponerse iguá q letirzia. cm se ve ke n.sabe na de protoculo ella tan der pueblo y de izquielda. nos ha esho quedar fatá a los andaluse. dimicion ya».

La publicación se enmarcó dentro del grupo de Facebook «AMIGOS QUE AMAN A LETIZIA Y SE AFICCIONAN A SU BELLEZA», una página con tono marcadamente humorístico en la cual, los usuarios que participan, se dedican a escribir en clave irónica imitando el estilo de su creador original.