Tres de los presuntos terroristas buscados por los ataques en Cataluña murieron abatidos por los Mossos en el ataque de Cambrils, según informan fuentes próximas al operativo. Se trataría de Moussa Oukabir, de 17 años; Said Aallaa, marroquí de 19 años, y Mohamed Hychami, nacido en Marruecos, 24 años.  Younes Abouyaaqoub es el único de los sospechosos cuya imagen ha sido difundida por los Mossos que sigue en paradero desconocido.

Omar Hychami, nacido en Marruecos, 21 años y Houssaine Abouyaaqoub, marroquí de 19 años, son los otros dos sospechosos que fueron abatidos en el ataque de Cambrils donde murieron cinco terroristas, cuatro a manos una agente de los Mossos.

Por el momento, oficialmente la policía no confirma que Mousas Oukabir fuera el conductor de la furgoneta de la Rambla, si bien es una línea de trabajo que han mantenido abierta durante todo este viernes.

En declaraciones al 3/24, el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha dicho que en unas 24 horas está «bastante perfilado el grupo de personas» con responsabilidades: doce individuos de interés, cuatro de ellos detenidos, cinco abatidos e identificados, y tres más identificados -de los que dos podrían ser los cuerpos hallados en la casa de Alcanar y un tercero huido-.

La hipótesis de que Moussa Oukabir fuera el conductor de la furgoneta de Barcelona pierde peso»

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha explicado que la hipótesis de que el marroquí de 17 años Moussa Oukabir fuera el conductor de la furgoneta que asesinó a 13 personas en el atentado de La Rambla de Barcelona «pierde peso» según pasan las horas.

«Es una posibilidad, pero en este momento, a diferencia de hace cuatro horas, tiene menos peso», ha afirmado Trapero en declaraciones a TV3 y ha cuestionado que el joven se desplazase de Barcelona a Cambrils este pasado jueves.

En una entrevista junto al conseller de Interior, Joaquim Forn, Trapero ha destacado que, pese a que han confirmado que Moussa Oukabir murió abatido en Cambrils, no existen «elementos suficientes» para asegurar que fuera él quien conducía la furgoneta que arrolló a centenares de personas en La Rambla.

Nuevos registros

A partir del rastro de las tres furgonetas alquiladas por la célula -todas ellas ya en manos de la policía: una la del atentado de Barcelona, otra recuperada en Vic (Barcelona) y la tercera en Cambrils (Tarragona) con varios cuchillos y un hacha en su interior-, los Mossos han podido vincular la célula radicada en Alcanar con el atentado de Barcelona -con 13 muertos y unos 130 heridos- y Cambrils -una fallecida y media docena de heridos-.

Un nuevo domicilio ha sido registrado en la plaça Gran de Ripoll (Girona), donde ya se han producido tres detenciones relacionadas con los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona). Según fuentes de la investigación, la vivienda es la de Sahid Allaa, uno de los cuatro individuos abatidos en Cambrils.

Familiares de Driss Oukabir, que mantiene su inocencia, han explicado que son ocho los jóvenes que se echan en falta en Ripoll de entre un grupo de amigos del que forman parte los cuatro a los que persigue la policía.

Esos ocho individuos son integrantes de cinco familias, y dos de los padres se han personado en la comisaría para declarar, después de que algunos testigos les viesen marchar ayer por la mañana en una furgoneta.