Una célula «organizada», compuesta por unas 8 personas, estaría detrás de los atentados que tuvieron lugar en la tarde de este jueves por la tarde en Barcelona y en la pasada madrugada en Cambrils, investiga la Audiencia Nacional.

Esta célula terrorista articulada y organizada estaría integrada por al menos ocho personas, cinco de las cuáles fueron abatidas en el ataque de la localidad tarraconense, dos están detenidas y al menos una, huida, Moussa Oukabir, hermano de uno de los detenidos, Driss Oukabir. La hipótesis en la que trabajan es que el primero de ellos fue el autor del atropello con la furgoneta que ha causado la muerte de 13 personas y ha dejado más de un centenar de heridos.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron este jueves tras el atentado a Driss Oukabir, hermano mayor del buscado y cuyos datos de identidad correspondían con los de la persona que recogió una furgoneta Fiat de color blanco, con matrícula 7086JWD y alquilada a la empresa Telefurgo, en Santa Perpètua de Mogoda, en la provincia de Barcelona. Los investigadores intentan determinar si Driss tuvo algún tipo de participación o si simplemente su documentación fue utilizada por su hermano para alquilar el vehículo.

Moussa Oukabir tenía ayer una cuenta de Facebook abierta -que la red social cerró después- donde afirmaba que era de Ibiza, vivía en Ripoll, estudiaba en la Universidad de Barcelona y trabajaba para Coca-Cola, aunque estos datos, excepto el de su residencia, puedan ser inventados. Siempre según mostraba su cuenta personal, Moussa había estado recientemente en Barcelona, Ibiza y Yecla, aparte de en Brasil. Entre los gustos del presunto autor del atentado en esta red social aparecían multinacionales como Starbucks, Nike o Coca-Cola.

Moussa Oukabir también contaba con una cuenta en la aplicación de preguntas y respuestas Kiwi, que llamó @moussastreetboy, aunque sus últimas informaciones son de hace dos años. Una de esas preguntas realizada por uno de los usuarios fue: «En tu primer día como reina/rey absoluta del mundo, ¿qué harías?», a lo que el joven contestó: «Matar a los infieles I solo dejar a musulmanes q (que) sigan la religión».

El lunes, los interrogatorios

Los tres detenidos hasta el momento podrían pasar a disposición judicial a partir del próximo lunes en el caso de que los Mossos d’Esquadra solicitaran una prórroga de las primeras detenciones ya que el plazo máximo es de 72 horas, según han precisado fuentes fiscales a Europa Press

En los interrogatorios estará presente la fiscal de la Audiencia Nacional Ana Noé, designada por el Ministerio Público para la investigación.

La identificación de las víctimas mortales corre a cargo del Instituto de Medicina Legal i Ciències Forenses de Cataluña (IMLCFC) y está supervisada por el juzgado de instrucción de guardia de Barcelona por delegación del juez Andreu, apuntan fuentes judiciales. Con ellos están colaborando expertos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional con el fin de poder identificar tanto a las víctimas como a los terroristas abatidos anoche en Cambrils, cuando intentaban otro atentado en esta localidad.

Una vez identificadas, las autoridades informarán a la familias de las víctimas y a los consulados o representaciones diplomáticas, sobre las nacionalidades de los fallecidos, en el caso que corresponda.

El magistrado Andreu, en funciones de guardia esta semana, y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso, se trasladaron sobre las 20.00 horas de este jueves al lugar de los hechos y una vez allí hicieron el recorrido a la inversa de la furgoneta que provocó el atropello de los transeúntes.

Los dos estuvieron acompañados de la juez y fiscal de guardia de los juzgados territoriales además de los agentes de los Mossos d’Esquadra que les fueron explicando los pormenores del ataque y el recorrido que emprendió la furgoneta por La Rambla. Retornaron a Madrid pasadas las 3:30 horas de la madrugada. Ambos siguen trabajando sobre este asunto en sus despachos de la Audiencia Nacional.