El coordinador federal de Izquierda Unida y portavoz adjunto de Unidos Podemos, Alberto Garzón, ha confirmado que su grupo parlamentario mantendrá su condición de «observador» en el Pacto Antiterrorista y, por lo tanto, que asistirá el lunes a la reunión convocada, dispuesto a dialogar y a buscar soluciones «coordinadas», aunque seguirá sin suscribir el citado pacto. En el mismo sentido se ha pronunciado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha apostado por mantener su actual condición después del minuto de silencio que ha tenido lugar en la Plaza de Cataluña.

Iglesias, preguntado sobre su participación en el pacto antiterrorista cuando sea convocado, ha recordado que «lo hemos hecho siempre», y ha precisado que «estamos a plena disposición del Gobierno, de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona para cualquier iniciativa que se tome» en esta materia: «Estaremos como siempre», ha recalcado.

Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos, también ha defendido su posición como observadores en este órgano: «Nosotros estamos en el Pacto Antiyihadista, estamos siempre en esas reuniones», ha justificado la dirigente, que ha señalado cuál sería la solución que a su juicio acabaría con este tipo de ataques: «Hay que acabar con las vías de financiación, acabar también con los paraísos fiscales, y aumentar el control de las armas y las vías de radicalización.

«En este momento, en Unidos Podemos mantenemos esa condición (de observadores) dentro del Pacto Antiterrorista, pero estamos abiertos a cualquier diálogo, porque lo que estamos viendo es un problema de enorme magnitud que requiere soluciones consensuadas y coordinadas», ha abundado Garzón en declaraciones a los medios tras participar en el minuto de silencio que ha celebrado el Congreso en memoria de las víctimas del atentado de Barcelona de este jueves.

En este sentido, Garzón ha explicado que asistirán esa reunión, aunque sea como «observadores», porque tienen el convencimiento de que «frente al terrorismo hay que estar unidos» y de que la lucha contra esta lacra exige «coordinación». No obstante, ha señalado que, «en particular, cada formación tiene su propia posición de cuáles son las vías más adecuadas». «Nosotros en Izquierda Unida consideramos que es el momento de abrir el debate sobre la financiación que pueden recibir grupos como el ISIS y el apoyo que reciben por país como Arabia Saudí o Turquía», ha defendido.

«Todos estos elementos hay que llevarlos a un lugar donde se pueda debatir para que podamos encontrar una solución colectiva y coordinada en defensa de la democracia, los Derechos Humanos y contra el terrorismo», ha apostillado. En resumen, Garzón ha reivindicado la necesidad de que las fuerzas políticas estén «unidas frente al terrorismo» y de que se abra «un debate sincero y honesto de lo profundo que significa toda esa circunstancia».

«No se trata de la comunidad musulmana frente a occidente sino de una serie de personas que son verdaderamente criminales, terroristas, que atentan contra todos aquellos que no piensen como ellos, sean musulmanes cristianos, ateos o de cualquier otra condición», ha avisado. «Creo que el pueblo español va a estar a la altura y nos pondremos de acuerdo», ha remachado.