¿Dónde se ha escondido Younes Abouyaaqoub desde que la madrugada del jueves abandonó el Ford Focus en el que huyó de Barcelona y quién le ha proporcionado el cinturón de explosivos simulado que llevaba en el momento en el que ha sido abatido por los Mossos d’Esquadra en Subirats (Barcelona)? Estas incógnitas inquietan a los responsables de la lucha antiterrorista, que temen que pueda haber otros integrantes no identificados de la célula antiterrorista o que ésta dispusiera de un piso franco no identificado.

Sólo así se explica el cinturón de explosivos que llevaba puesto el terrorista, similar al que llevaban sus correligionarios abatidos en Cambrils, en el momento en que ha sido abatido por efectivos de los Mossos poco antes de las cuatro de esta tarde.

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, confirma estas sospechas cuando ha afirmado esta tarde que la policía autonómica no da por cerrada la investigación de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) tras encontrar al último de los integrantes identificados de la célula de Ripoll. Hasta ahora, los Mossos habían insistido en circunscribir el grupo terrorista a los doce integrantes identificados: el propio Abouyaaqoub, el iman Abdelbaki Es Satty, los cinco terroristas abatidos en Cambrils, el fallecido en la explosión de Alcanar y los cuatro detenidos: Driss Oukabir, Sahl El Karib, Mohamed Aalla y Mohamed Houli Chemlal.

Durante su comparecencia Trapero ha destacado además que la vecina que ha dado la voz de alarma a los mossos permitiendo la captura del terrorista ha señalado que, además de haber reconocido a Abouyaakoub por las imágenes difundidas por la policía le ha llamado la atención que el sospechoso no llevaba una ropa adecuada para la estación y el entorno. No era, en todo caso, la ropa con la que el responsable del atropello masivo de Las Ramblas abandonó el lugar del crimen el pasado jueves, como reflejan las cámaras de seguridad que han permitido reseguir su recorrido por la Boquería.

La policía autonómica ha confirmado que el hombre abatido en Subirats es Younes Abouyaakoub, el jefe operativo de la célula terrorista de Ripoll responsable de los ataques que el pasado jueves provocaron 15 muertos en Cataluña, entre Barcelona, Cambrils y Sant Just Desvern. El terrorista abatido hoy es el responsable de 14 de esas muertes.

Líder operativo de la célula terrorista

Considerado por los responsables de la lucha antiterrorista como el líder operativo de la célula de Ripoll, Abouyaaqoub fue el único de los terroristas que consiguió huir y se había convertido en el objetivo prioritario de las fuerzas de seguridad, que esta mañana han pedido la colaboración ciudadana para localizarlo.

Apenas hora y media después del llamamiento policial un vecino de Subirats ha avisado a la policía autonómica de que había visto a un individuo sospechoso que podría ser el terrorista buscado. Y, según algunas fuentes, Abouyaakoub estaba silbando junto a un chalé de forma sospechosa, como si se tratara de una señal convenida para contactar con algún cómplice.

Los agentes de la policía autonómica que han acudido a Subirats han dado el alto al sospecho, a lo que éste ha respondido abalanzándose contra los mossos al grito de Alá es Grande, lo que ha precipitado el tiroteo que ha concluido con la muerte del presunto terrorista.

La confirmación de la identidad no se ha producido sin embargo hasta casi dos horas después, puesto que el sospechoso ha quedado tendido boca abajo y los agentes no se han podido acercar al cuerpo hasta que un robot de los Tedax ha podido retirar el cinturón de explosivos y confirmar que se trataba de una simulación, que no contenía material explosivo.