El Gobierno de la Generalitat y la oposición, encabezada por Ciudadanos, se han enzarzado este martes en una disputada por la concesión de condecoraciones a los cuerpos policiales tras los atentados del pasado jueves en Barcelona y Cambrils.

En una reunión de la Mesa del Parlament que se preveía de trámite pero se ha extendido durante más de dos horas, la mayoría que ostentan Junts pel Sí y la CUP ha decidido otorgar las conocidas como medallas de oro a los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana de Barcelona, la Policía Local de Cambrils y los Servicios de Emergencias de la Generalitat. La polémica ha surgido por los ausentes.

«Estamos obviamente a favor de estas condecoraciones», ha manifestado la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, que ha defendido sin embargo hacerlas extensibles al resto de cuerpos policiales que participaron en los operativos. Es decir, a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, fuerzas excluidas de manera reiterada de las menciones de los líderes soberanistas. «Creemos que estas medallas también deben reconocer su labor», ha insistido Arrimadas.

La portavoz nacional de la formación naranja ha adelantado además que Ciudadanos presentará una iniciativa en el Congreso de los Diputados «para que el reconocimiento sea más amplio, a nivel nacional».