La policía marroquí ha detenido a un yihadista de 28 años en la ciudad de Nador, fronteriza con Melilla, que planeaba atentar contra la embajada de España en Rabat. La detención fue adelantada este lunes por la televisión marroquí 2M.

El individuo, que según el citado medio estaría «fuertemente radicalizado» y habría jurado lealtad al Estado Islámico, vivió durante 10 años en Barcelona y «trabajaba en varios proyectos para atentar contra la Embajada de España en Marruecos, situada en Rabat». 2M, citando fuentes antiterroristas del país africano, asegura que la detención no guarda relación con los atentados perpetrados la pasada semana en Barcelona y Cambrils.

No obstante, Marruecos también ha detenido en las últimas horas a un hombre al que consideran el «enlace» en el país de Moussa Oukabir, uno de los terroristas abatidos en Cambrils.

Esta detención se produjo en la localidad de Oujda, en la parte oriental del país, muy cerca de la frontera con Argelia. En las dependencias policiales de la citada ciudad se han llevado a cabo los interrogatorios al sospechoso, que residió durante años en el mismo barrio de Ripoll al que pertenecían la mayoría de los integrantes de la célula que atentó en Cataluña. Según las fuentes citadas por los medios marroquíes, las autoridades de este país consideran «importante» al detenido para esclarecer las relaciones internacionales del comando de Ripoll.