Cinco días ha durado la fuga del terrorista que conducía la furgoneta de Las Ramblas de Barcelona. Younes Abouyaaqoub ha caído abatido por disparos de los Mossos d’ Escuadra entre Subirats y Sant Saduní d’Anoia, a unos 50 kilómetros de Barcelona.



Vídeo: M.V. y G.M.P.

La agentes estaban sobre la pista del individuo gracias a información propia y a la colaboración ciudadana, tras mostrarse la foto del presunto autor material del atentado. Una mujer que aseguraba ser «muy buena fisonomista», alertó de la presencia de Abouyaaqoub entre unos viñedos cercanos a una gasolinera de Subirats.

Cuando los mossos se acercaron a la gasolinera, el hombre mostró un chaleco con explosivos al grito de Alá es grande. Ante este gesto, fue abatido. Finalmente, el chaleco era falso.