El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha propuesto a sus principales socios europeos la aprobación de un Estatuto internacional de las víctimas del terrorismo para garantizar la igual de derechos de quienes reciben los zarpazos terroristas en Europa. Es una de las propuestas que ha presentado en París tras la cumbre antiterrorista que ha mantenido este lunes con los líderes de Francia, Emmanuele Macron, Alemania, Angela Merkel e Italia, Paolo Gentilioni.

Rajoy ha destacado en París algunos de los principales retos para la lucha antiterrorista, y ha pedido una «estrecha cooperación entre fuerzas y cuerpos de seguridad de todos los países»; el presidente de Gobierno ha aprovechado para proponer en la UE una reunión de los jefes de los servicios de inteligencia y de lucha contra el terrorismo de los países europeos. Además, ha adelantado que próximamente  se celebrará en Madrid una reunión del G-6, con los ministros del Interior de Francia, Italia, Alemania, Polonia y Reino Unido. España será también la sede de la próxima reunión de la cumbre antiterrorita europea, que se celebrará el próximo octubre.

En una comparecencia conjunta con el resto de líderes europeos, Mariano Rajoy ha destacado la importancia de la colaboración con Francia y Marruecos, que a su juicio resultó «muy útil» en la investigación de los atentados de Barcelona y Cambrils el pasado 17 de agosto. En este punto, el jefe del Ejecutivo ha subrayado la importancia de la «lucha contra la radicalización», y ha llamado a ampliar el espectro y a buscar la raíz del problema más allá de la difusión de contenidos vía internet, el canal por el que habitualmente se difunden estos mensajes. Rajoy ha tomado como ejemplo el caso de los atentados en Cataluña para llamar ampliar el espectro de esta lucha: «Nos hemos preocupado mucho en Internet, pero en el caso de Barcelona donde fueron detenidos o abatidos 10 terroristas, Internet no jugó ningún papel, lo cual quiere decir que tenemos que dar la batalla en Internet pero también viendo como se han hecho las cosas», han sido sus palabras exactas.

Entre los retos de la cumbre antiterrorista, Rajoy se ha referido a la importancia de «la lucha contra la financiación del terrorismo», aunque no ha abundado en este asunto, y ha pasado directamente a destacar «la lucha por el reconocimiento de las víctimas del terrorismo». En este contexto ha propuesto la creación de un Estatuto internacional de las víctimas del terrorismo; un documento que «emite un mensaje de fuerte compromiso con los principios de memoria, dignidad y justicia». «Desgraciadamente tenemos experiencias», ha sentenciado el presidente de Gobierno, que se ha comprometido a «intentar convencer» a sus «socios europeos».

 

 

(Seguimos ampliando)