El Mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha confirmado en una rueda de prensa dirigida a medios internacionales que la célula yihadista de Ripoll preparaba un atentado inminente con explosivos en “uno o varios lugares” de Barcelona.

A su vez, Trapero ha reiterado que en estos momentos tienen “identificadas” a tres personas, dos de las cuales podrían haber fallecido en la explosión de Alcanar.

La tercera persona, identificada también, sería el conductor de la furgoneta que acabó con la vida de 13 personas en Las Ramblas de Barcelona. No obstante, no ha confirmado que se tratara de Younes Abouyaaqoub, aunque las líneas de investigación siguen esa hipótesis.

Sobre el paradero de Abouyaaquoub, siguen sin novedades, aunque se han intensificado los controles en la frontera de La Jonquera (Girona) con Francia.

Los nuevos datos en relación a la casa de Alcanar apuntan a que los yihadistas llevaban más de 6 meses trabajando en la preparación de estos ataques.

En cuanto al coche que se saltó un control y apareció en Sant Just con una persona muerta tras ser apuñalada, Trapero ha abierto la puerta a una posible relación entre los dos hechos.