El presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), Miquel Buch, ha propuesto este lunes que los alcaldes que tengan «miedo» a organizar el referéndum independentista cedan su puesto a otro concejal del consistorio durante un día. «Si algún alcalde tiene miedo, que ceda la alcaldía», ha declarado durante la tradicional ofrenda floral ante el monumento de Rafael Casanova por la Diada.

En este sentido, Buch ha insistido en que aquellos alcaldes que no quieran ceder locales para la consulta independentista del 1 de octubre sí podrían «firmar un decreto de cesión de alcaldía accidental a otro concejal que sí tenga ganas».

«Hay muchos alcaldes que no tenemos miedo», ha subrayado Buch, que además de su cargo en la ACM es alcalde de Premià de Mar (Barcelona) por el PDeCat.

El regidor ha atacado a sus compañeros en otras localidades asegurando que es una «fatalidad» para la vida política que haya alcaldes que no cedan locales, porque se evidenciará entonces que «no están al lado de la democracia, sino del PP», a quienes ha definido como «los que envían policía ante los medios de comunicación y persiguen urnas en las imprentas».