El tenista Rafael Nadal se ha pronunciado este martes sobre la convocatoria de referéndum del 1 de octubre y ha mostrado su deseo de que «no se produzca la independencia». En una entrevista al diario El Mundo, el número uno del tenis ha comparado el desafío independentista con saltarse un semáforo en rojo. A su juicio, no se debería producir un referéndum de la forma que pretende la Generalitat porque «hay unas leyes que son las que son y uno no se puede saltar las leyes porque quiera saltárselas». En este sentido, el mallorquín ha sido muy claro: «Yo no me puedo saltar un semáforo en rojo porque no me parezca correcto aquel semáforo. Y los que pretenden eso en Cataluña tienen que entenderlo».

Nadal ha mostrado su «profundo respeto» hacia los sentimientos de cada persona y ha señalado cuál es el suyo: «Me siento muy cercano a los catalanes y me siento muy español también». Consciente de que la solución es complicada, espera que el conflicto con Cataluña se resuelva y «que nos podamos entender y que podamos vivir durante muchos años como un país, que es lo que somos».

El de Manacor ha profundizado más en el asunto y ha insistido en que no entiende «una España sin Cataluña. No me gustaría entenderla o verla», por lo que, a su juicio, el diálogo debe ser imprescindible. «Entiendo que juntos deberíamos podernos entender, sin ninguna duda, y yo creo que se tiene que hacer un esfuerzo para llegar a un entendimiento porque creo que somos, sin ninguna duda, más fuertes juntos que separados; tanto España es mejor con Cataluña como Cataluña es mejor con España, desde mi punto de vista».

El tenista mallorquín, que acaba de ganar su tercer US Open,  ha reiterado que «unidos somos mejores». Aunque también ha querido aclarar que respeta cualquier opinión, «siempre que tenga las formas adecuadas». El tenista se ha pronunciado de esta forma después de la celebración de la Diada de este 11 de septiembre que reunió a un millón de personas que se manifestaron por las calles de Barcelona pidiendo la independencia.