Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han identificado este miércoles en Valencia a la diputada de la CUP en el Parlament catalán Anna Gabriel y a varias personas más que habían acudido a un acto sobre la independencia de los “Países Catalanes” que no contaba con la autorización de la Delegación del Gobierno.

El acto, al que ha acudido también su compañera de grupo en el Parlament catalán Mireia Vehi junto a representantes de la izquierda independentista valenciana, se ha celebrado en la céntrica plaza de la Virgen y durante el mismo se ha leído el manifiesto “El nostre horitzó: Països Catalans”, que augura que llegará la independencia de estos territorios si se produce la de Cataluña.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han señalado a EFE que la convocatoria del acto, realizado a la misma hora en Barcelona, Mallorca y Perpinyà (Francia), no había sido comunicada y, por lo tanto, no contaba con la pertinente autorización para llevarse a cabo.

Anna Gabriel participa esta tarde en una mesa redonda en la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, en la que hoy aparecieron pintadas con amenazas de muerte a la diputada de la CUP, quien las ha vinculado a la “extrema derecha” y ha asegurado que es una situación con la que deben lidiar. “Es conocida la impunidad con la que se ha movido la extrema derecha en el País Valenciano, eso nace y crece a partir de la conocida como Batalla de Valencia. Es una operación de Estado la impunidad de la extrema derecha en el País Valenciano”, ha denunciado.

Gabriel ha augurado que la Policía no hará nada por averiguar la autoría de esas pintadas y ha contrapuesto esa situación con el hecho de que los agentes obligaran a identificarse a varios de los asistentes al acto de esta mañana en Valencia. “Lo que sorprende es que se dediquen tantos esfuerzos a identificarnos e intimidarnos a nosotros y que no se dedique ninguno a tratar de identificar quién es quien nos amenaza de muerte”, ha criticado.

“Haremos el acto y seguiremos reivindicando que no haya impunidad con la extrema derecha porque no van contra los independentistas, los anarquistas o contra las feministas -según la diputada-, sino que al final van contra todo el mundo. Nosotras solo estamos en primera fila”. “No somos militantes sino cargos electos de una institución, pero parece que eso merece ser identificadas y advertidas de que nos hemos concentrado de forma ilícita. Todos nuestros planteamientos políticos están por encima de cualquier identificación, intimidación y amenaza o sanción que nos puedan poner”, ha añadido.

En el manifiesto leído por la militante de la izquierda independentista valenciana Imma Milan se señala que seguirán “trabajando para la construcción nacional completa y para acabar con la cartografía impuesta por el régimen de 1978”. “Los Países Catalanes compartimos una historia común, una cultura, una lengua y una manera de entender la relación con el poder. Somos y hemos sido siempre Países Catalanes”, subraya para denunciar también las “reiteradas agresiones contra la lengua catalana” en estos territorios.