La Delegación del Gobierno ha comunicado al Tarraco Arena que acoger el acto de inicio de campaña del referéndum del 1 de octubre, como está previsto a partir de las 20.00 horas de este jueves, es «ilegal». Se trata del primer acto de los tres que celebran unidos los partidos y entidades independentistas y que se alargarán hasta el próximo 29 de septiembre.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han explicado a Europa Press que así se lo trasladó la noche del miércoles el subdelegado en Tarragona, Jordi Sierra, mientras que también se ha comunicado a los responsables del acto de inicio de campaña en Badalona (Barcelona), previsto en el Teatre Principal, que no se puede celebrar.

El edificio de la Tarraco Arena Plaza es propiedad de la Diputación de Tarragona, pero su actividad la gestiona la empresa privada Agencia de Publicitat Internacional Catalana. Este espacio tiene capacidad para unas 7.000 personas y, según fuentes del Govern, este se llenará sin problemas.

Tanto el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, como Junqueras, no descartan que el acto pueda ser suspendido por la autoridades. El conseller de Interior, Joaquim Forn, ha expresado su deseo de que la Justicia no decida enviar a los Mossos d’Esquadra para que “se impida” el acto de inicio de “campaña a favor del ‘sí’”.