El lehendakari Iñigo Urkullu remitirá este viernes el listado de competencias que su Gobierno reclamará al Ejecutivo de Mariano Rajoy y entre las que se priorizará la cesión del régimen económico de la Seguridad Social y la gestión de las prisiones. El documento, que se hará llegar a la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, ha sido aprobado hoy por el Gobierno de Urkullu y será detallado el próximo jueves en el Parlamento Vasco en el seno del Pleno de Política General. Su remisión supone una reclamación formal a Rajoy del cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika, una petición que tanto el PNV como el Gobierno vasco han situado como prioritaria para este curso político. El documento es una actualización de listados anteriores que desde hace años se han ido poniendo al día en Euskadi y que en esta ocasión el lehendakari convertirá en su ‘hoja de ruta’, en palabras de su portavoz Josu Erkoreka, de la negociación que el Ejecutivo vasco y el Central abrirán próximamente.

Tanto Urkullu como el PNV han reiterado que en el proceso de negociación que se abrirá, y en especial de cara a la aprobación del presupuesto de 2018 -cuyo proyecto de ley aprobará el Gobierno del PP este viernes-, tendrá como objetivo principal la culminación del desarrollo de las transferencias del Estatuto de Gernika de 1979. El portavoz del Gobierno vasco no ha querido detallar hoy el listado de materias ni el número de las mismas que Euskadi reclamará, a la espera de que lo haga el lehendakari este jueves. El acuerdo de Gobierno que rubricaron PNV y PSE cuantificaba hace un año en 32 las materias pendientes de ceder al País Vasco.

Urkullu y el PNV priorizarán en su negociación con Rajoy el cumplimiento del Estatuto de Gernika, con una treintena de materias pendientes de transferir

Tanto el Ejecutivo vasco como el PNV y el PSE, socio de Gobierno, han subrayado que el desarrollo pleno del Estatuto debe ser una prioridad de cara al próximo proceso negociador. Durante el pasado mes de julio el portavoz del Ejecutivo de Vitoria anunció que la vicepresidenta del Gobierno se había puesto en contacto con él para cerrar un encuentro que permitiera fijar un calendario de contactos y negociaciones para la cesión de materias pendientes al País Vasco. Inicialmente este encuentro se había anunciado para comienzos de septiembre pero por el momento no hay fecha para su celebración.

El informe de competencias pendientes de transferir se dará a conocer durante el Pleno que la Cámara de Vitoria celebrará este jueves y con el que se reanuda el curso político en Euskadi. En él, Urkullu también incorporará no sólo un balance de los acuerdos cerrados entre su Gobierno y el de Mariano Rajoy el pasado curso político y que valora muy positivamente -como los referidos a la liquidación del Cupo, el acuerdo en materia policial o los relativos al cumplimiento y plazos en torno al tren de Alta Velocidad, entre otros-, sino también reflexiones en torno a un nuevo encaje de Euskadi en el Estado.

Urkullu apelará al ‘derecho a decidir’

Así, Urkullu incorporará «reflexiones» en torno a la necesidad superar el actual marco estatutario para dar un paso más y lograr una relación ‘de igual a igual’ entre Euskadi y España y que supere el marco estatutario actual. En su discurso, que según ha subrayado hoy Erkoreka ha sido consensuado con el PSE, el lehendakari reiterará que corresponderá a la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco aflorar una propuesta de ‘nuevo estatus’ pero que él aportará reflexiones que puedan contribuir a avanzar. Unas bases que se soportarán en los 14 puntos que en el acuerdo de Gobierno consensuaron PNV y PSE y que pasan por dar pasos hacia un nuevo estatus vasco que desde el consenso y el acuerdo garantice aspectos como el reconocimiento de Euskadi como nación, el reconocimiento del «derecho a decidir» del pueblo vasco y su «ejercicio pactado». También apelará a una reforma de la constitución para «ampliar las potencialidades del autogobierno» y garantías para «blindar» el ámbito competencial vasco.

El lehendakari incorporará reflexiones de su Gobierno de cara la aprobación de un documento que articule un nuevo ‘encaje’ de Euskadi en el Estado

En su comparecencia tras el Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo vasco ha vuelto a apelar a la necesidad de abordar de otro modo la situación en Cataluña por parte del Gobierno del PP. Erkoreka ha señalado que en lugar de «romper puentes» es hora de construirlos y de insistir en el «diálogo y apostar por la política. Erkoreka también ha salido al paso de las posibles discrepancias en el seno del PNV tras la presencia de una amplia delegación de la formación en la marcha en apoyo a Cataluña celebrada el pasado sábado en Bilbao y a al que no asistió ni el lehendakari ni ningún miembro de su partido. Días antes el propio Urkullu apeló a la «honestidad» para asegurar que el referéndum del 1-O carece de «garantías suficientes». Erkoreka ha apuntado que «la sintonía y lealtad» entre Urkullu y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar es «completa» tanto en su relación como «en su análisis de la situación» en Cataluña.