El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Oriol Junqueras, ha reconocido este jueves que las intervenciones judiciales de ayer «alteran» los planes del Gobierno catalán y la organización del referéndum independentista del 1 de octubre. Aún así, Junqueras ha insistido en que la consulta se hará y ha llamado a la participación porque «la mejor moción de censura a Rajoy es el referéndum en Cataluña. Si hay alguna posibilidad de cambio en España pasa por que en Cataluña triunfe la democracia».

En una entrevista en TV3, Junqueras ha reconocido que las intervenciones policiales contra la logística del 1-O, especialmente la incautación de nueve millones de papeletas y las notificaciones a los miembros de las mesas electorales, «alteran las reglas del juego» del referéndum. «Las circunstancias hoy son diferentes. La mitad del equipo de la Conselleria de Economía está detenido. Hay una voluntad manifiesta de impedir el trabajo de esta Conselleria«, ha afirmado en referencia a la detención de 14 altos cargos del Govern y, en concreto, a la detención del secretario general de la vicepresidencia, Josep Maria Jové, y del secretario de Hacienda, Lluís Salvadó.

El también presidente de Esquerra ha asegurado que esta situación -las detenciones y los registros en sedes de la Generalitat- suponen que se está produciendo una crisis de Estado y ha augurado nuevas detenciones de otras personas: «Cuando han utilizado las cloacas del Ministerio del Interior, ¿alguien puede asegurar que no las utilizarán contra otras formaciones políticas?». En este contexto, Junqueras ha asegurado que no votar en el referéndum es «allanarle el camino al PP» y se ha mostrado convencido de que existe una parte significativa de la sociedad española que apoya la celebración del referéndum del 1-O.

Turull asegura que nada ha cambiado

El portavoz del Govern y conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha asegurado por contra, que el 1-O «todo el mundo sabrá dónde tiene que despositar la papeleta» para demostrar que la votación se producirá con «normalidad». Turull ha asegurado, en declaraciones a Catalunya Ràdio una hora después de las afirmaciones de Junqueras, que el Govern ha diseñado «sistemas alternativos a cada problema logístico» como la confiscación de papeletas para garantizar la celebración del referéndum independentista. «hemos trabajado todas las opciones» ha asegurado el portavoz catalán, «ante cada problema una solución pensada, lo tenemos todo previsto».