El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha acordado mantener por el momento a Diego Pérez de los Cobos, alto cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad, en la coordinación del dispositivo policial para impedir el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

En un auto, la sección cuarta de la sala contenciosa del TSJC desestima el recurso que la Generalitat presentó ayer para pedir, como medida cautelarísima, que se suspendiera la decisión de que Pérez de los Cobos coordine el dispositivo del 1-O, como ordenó la Fiscalía de Cataluña.

Esta situación está provocando tensión en los últimos días en los mandos de los Mossos d’Esquadra, hasta el punto de que el mayor del cuerpo, Josep Lluis Trapero, se ha negado a acudir a las reuniones de coordinación con Policía y Guardia Civil, donde ha decidido enviar a uno de sus subordinados, Ferrán López.

Trapero se ha mostrado reticente a obedecer la orden del fiscal jefe de Cataluña de que sea un mando del Ministerio del Interior el que asuma la coordinación policial para impedir la celebración del referéndum de autodeterminación. “Ya veremos a ver si se cumple”, llegó a decir. Desde Interior se le apercibió de que su actitud implicaba un incumplimiento flagrante de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.