La Fundación Constitucional Española, fundada e integrada por ex ministros que no ocupan posiciones políticas en la actualidad, ha hecho pública este jueves una declaración en la que conmina al presidente de la Generalitat Carles Puigdemont a que cumpla la ley y ponga fin al órdago soberanista que representa el referéndum del próximo domingo. Esta organización está presidida por el ex ministro popular de Defensa Eduardo Serra y vicepresidida por Jaime Lamo de Espinosa (ministro de Agricultura con la UCD), Javier Gómez Navarro (ministro de Comercio y Turismo con el PSOE) y Josep Piqué (ministro de Industria, Exteriores y Ciencia con el PP).

En el escrito, la FCE asegura que “tras muchas penalidades vividas a lo largo de nuestra Edad Contemporánea”, que incluyeron cuatro guerras civiles, “España está hoy y desde hace 40 años viviendo los mejores años de su historia en términos de libertad, prosperidad, bienestar, democracia y respeto a los derechos humanos”. “Sería un error imperdonable despilfarrar lo conseguido”, apuntan los firmantes de la declaración, que incluye a ministros de todos los colores políticos en los gobiernos de la democracia.

“De la Transición aprendimos una lección que no debemos olvidar: el progreso se consigue logrando el acuerdo si no de todos, sí de la mayoría”, continúa la declaración, que subraya que alcanzar este tipo de acuerdos “implica siempre renuncias y cesiones de todas las partes implicadas”.

El comunicado de la FCE llama al diálogo pero aclara que “para no volver a depender nunca de la voluntad de un solo hombre o de un grupo, es esencial el imperio de la Ley”, que aclaran que “debe ser acatada por todos sin excepciones y especialmente por aquellos que ejerzan autoridad u ocupen cargos públicos, pues los desempeñan precisamente porque así lo prescribe el propio ordenamiento jurídico”.

Por ello, concluyen los ex ministros, “es imprescindible el inmediato acatamiento por la Generalidad de Cataluña de la Constitución y de las leyes”. En este sentido, el escrito enfatiza que “una vez que éste se haya producido, entonces y sólo entonces, procederá la adopción de las medidas pertinentes con el concurso de todas las fuerzas constitucionales para resolver los problemas existentes”.