La fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) mantendrá su actividad normal mañana después de que los sindicatos mayoritarios hayan decidido no adherirse a la huelga general y tampoco exista, de momento, ningún acuerdo para llevar a cabo paros parciales ni concentraciones en los puestos de trabajo.

El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha explicado a Efe que los sindicatos mayoritarios (UGT, CCOO y USOC), que representan al 87% del comité de empresa, acordaron realizar un paro y una concentración de cinco minutos a las 12:00 horas de este lunes para expresar su solidaridad con las personas heridas durante las cargas policiales producidas ayer en Cataluña.

Más allá de esta concentración, los sindicatos no han hecho ningún otro llamamiento a la plantilla y se han limitado a informar de la convocatoria de la Mesa para la Democracia para llevar a cabo mañana, 3 de octubre, un «paro de país».

En esta línea, Carnero ha previsto que la normalidad imperará mañana en la planta de Martorell, la fábrica más importante de Cataluña y que pertenece a un grupo automovilístico que emplea en sus tres centros de producción a más de 14.500 personas.

En toda Cataluña, cuatro sindicatos minoritarios, entre ellos CGT (con presencia en Seat) han llamado a iniciar mañana una huelga general contra la represión y en defensa de los derechos y las libertades.