Mantuvo secuestrado a un hombre 532 días en condiciones infrahumanas. Antes había ‘experimentado’ con el hijo de un conocido empresario vasco al que mantuvo cautivo durante 116 días hasta cobrar un rescate por su vida. Su currículum de la maldad se completa con su participación en el asesinato de tres guardias civiles. Pero ayer, 20 años después de haber sido detenido y tras haber cumplido dos décadas de prisión por los 224 años a los que fue condenado por la Justicia, José Miguel Gaztelu fue recibido con todos los honores en su pueblo, en Bergara (Guipúzcoa).

Tras viajar desde Algeciras, donde ha cumplido parte de su condena, y después de haber sido liberado la mañana de ayer, Gaztelu llegó anoche a Bergara, a escasos doce kilómetros de Mondragón, la localidad donde hace veinte años mantuvo secuestrado en un ‘zulo’ construido en el subsuelo de una nave industrial a Ortega Lara. A su llegada le esperaba más de un centenar de personas que le hizo un pasillo de ikurriñas y banderas en favor del final de la dispersión de los presos de ETA. En su honor y entre aplausos se encendieron varias bengalas acompañadas de gritos en favor de la liberación y amnistía de los presos de la banda. Los asistentes corearon vivas de apoyo al etarra liberado, además de decenas de abrazos y besos. Posteriormente, a Gaztelu le esperaba un breve acto de recibimiento, engalanado con una gran pancarta ‘Ongi etorri, Gaztelu’ (Bienvenido, Gaztelu) y donde no faltaron los bertsos (versos improvisados) acompañando  un aurresku de honor y entrega de flores. Incluso se le hizo entrega de una txapela conmemorativa con la fecha de su salida de prisión y se le invitó a retirar su fotografía colgada en la ‘Herriko Taberna’ del municipio.

 

 

Tanto EH Bildu como Sortu se han felicitado de la liberación de Gaztelu con sendos mensajes a través de las redes sociales. Las formaciones de la izquierda abertzale hicieron el llamamiento para recibir al preso de ETA.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE) ha anunciado que denunciará estos hechos ante la Audiencia Nacional por si los actos de bienvenida a Gaztelu pudieran constituir un delito de apología del terrorismo y humillación de las víctimas. Además, el colectivo de víctimas ha asegurado que pedirá explicaciones a Instituciones Penitenciarias por la liberación del miembros de ETA.

El etarra Gaztelu acumulaba penas de cárcel de treinta y dos años por el secuestro de Ortega Lara, catorce por el secuestro del empresario Julio Iglesias Zamora y ciento setenta y ocho años de cárcel por el asesinato de tres guardias civiles. A su salida de la prisión de Algeciras la mañana del miércoles fue recibido por familiares y amigos y por el histórico miembro de ETA, Jesús María Zabarte, el carnicero de Mondragón.

El Colectivo ha pedido explicaciones a Instituciones Penitenciarias acerca de los motivos de la excarcelación de Gaztelu. “Dado su currículo criminal, con dos secuestros y tres asesinatos a sus espaldas, no salen las cuentas”, afirman.