El lehendakari Iñigo Urkullu ha reclamado hoy una solución a la crisis catalana pero “para todos los catalanes” y no sólo “para una parte”. Durante su intervención en el Pleno que se celebra esta mañana en el Parlamento Vasco, Urkullu se ha reafirmado en la necesidad de buscar una salida dialogada, pactada y con garantías a las demandas en Cataluña y ha afirmado que él está empeñado en lograrlo. “No pienso sentarme  a esperar que se produzca el choque de trenes y su descarrilamiento y mucho menos a alentarlo”, ha respondido a preguntas de EH Bildu sobre su posición ante la situación generada en Cataluña.

En su respuesta el lehendakari ha cuestionado a la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte por reclamar soluciones para “los Catalanes” y hacerlo siempre en clave independentista ignorando a un parte de la sociedad catalana, “yo le gradecería que hablara de Cataluña en su totalidad, solidaridad con Cataluña sí, pero con toda Cataluña”, ha apuntado. Urkullu ha reclamado una solución pactada tras un proceso de diálogo y ha vuelto a incidir en la necesidad de una mediación a la que se ha ofrecido a colaborar “si fuera requerido”.

Ha reiterado sus críticas al uso “desproporcionado” de la fuerza en Cataluña y a empeñarse en el diálogo como el mejor camino para resolver el actual escenario  y la necesidad de desarrollar vías pactadas y legales “para que la ciudadanía decida”. Ha subrayado que ésa es la responsabilidad de los políticos, “alcanzar acuerdos”. El reconocimiento de la realidad y la pluralidad nacional del Estado es una cuestión que cree pendiente por parte del Estado “que construye una realidad paralela” que debería abandonar.

‘Ley de claridad’ de Canadá

En su propuesta de nuevo Estatus para el País Vasco el lehendakari siempre ha abogado por alcanzar pactos transversales que aglutinen todas las sensibilidades. Un objetivo complicado por la polarización de posición de la Cámara vasca entre el PP, contrario a dar pasos más allá de una actualización del Estatuto vasco, y EH Bildu que reclama la independencia. El resto de formaciones se mueven en un terreno de mayor sintonía, entre el modelo confederal que reclaman PNV y Podemos y la petición de una reforma hacia un Estado federal que reivindica el PSE.

Podemos ha preguntado al lehendakari sobre su próximo viaje a Canadá, con presencia en Quebec, y si aboga por trasladar a Euskadi y Cataluña una solución como la “ley de Claridad” aprobada en aquel país para facilitar un referéndum de autodeterminación en el Quebec.  Urkullu ha vuelto a defender “la vía vasca” como un camino propio para Euskadi pero no ha negado que la ley de Claridad “es un modelo inspirador”. Ha valorado positivamente cómo a mediados de los años 90 en Canadá se alcanzó un acuerdo entre el Gobierno y el Quebec, respaldado posteriormente por el Tribunal Supremo estableciendo las condiciones de un referéndum y en su caso de un posterior proceso de independencia.

El lehendakari ha vuelto a reclamar el cumplimiento de la ley pero en todos los ámbitos. En este sentido ha reiterado que el Estatuto de Gernika continúa siendo incumplido y aún restan 37 materias por transferir y que el Gobierno vasco reclamará al Ejecutivo de Rajoy.