La asociación Òmnium Cultural ha recibido desde 2005 más de 20 millones de euros en subvenciones públicas para incentivar el catalanismo, encargo de estudios y campañas de recaudación, según informa hoy el diario ABC.

Las asociaciones ANC (Asamblea Nacional Catalana) y Òmnium suman casi 8,3 millones de euros en activos y sus presidentes, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, están siendo investigados por sedición en la Audiencia Nacional.

Tradicionalmente, la Generalitat inyectaba entre uno y dos millones de euros al año en las cuentas de Òmnium, la mayor parte de ellas a fondo perdido y otorgadas a dedo, sin concurrencia pública. Según señala ABC, la última gran subvención se la dio Artur Mas de forma directa en 2011: 1,4 millones de euros para sufragar las «actividades y proyectos de Òmnium Cultural durante las anualidades 2011 a 2013».

Òmnium ha ido aumentando sus ingresos por subvenciones desde los 2,9 millones de euros en 2011, 3,2 millones en 2012, 4,5 millones en 2013 y 6,6 de 2014. En 2015 fueron 5,6 millones en ingresos por los 4,4 de 2016. El año pasado las subvenciones solo le supusieron 144.404 euros. Provinieron de varios ayuntamientos y de la Diputación de Barcelona, que fue la más generosa con 90.000 euros.

Por su parte, la ANC, que no publica sus cuentas, registra activos de 2,7 millones de euros y asegura que no recibe subvenciones públicas.