«Hoy tenemos una buena noticia. En seis meses se abrirá el proceso de reforma constitucional». El anuncio realizado esta mañana casi de tapadillo por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha sido la mejor noticia para los socialistas catalanes en meses. El Gobierno podría aceptar como vía de solución a la crisis catalana el proyecto que Miquel Iceta lleva defendiendo desde hace tiempo, una reforma constitucional que permita acomodar las aspiraciones catalanas y concluya en un referendo -preceptivo- que permita calibrar el apoyo ciudadano a la Carta Magna y renovar su legitimidad ante una gran franja de la población que se siente ajena a la Constitución del 78.

«Cataluña hoy no se encuentra en la Constitución y se tiene que encontrar en ella» ha advertido el primer secretario del PSC en su intervención ante el Consejo Nacional del partido. Un órgano convocado de forma extraordinaria «asumiendo riesgos» ha señalado Iceta con ironía, porque «no sabíamos como estaríamos hoy». Por eso ha destacado su agradecimiento a Pedro Sánchez «el compromiso y riesgos que asume» por haber apostado por una reforma constitucional que tiene detractores dentro del PSOE y que puede ser vista como una cesión ante los independentistas.

Iceta ha asegurado que esta reforma «la queremos hacer con todo el mundo y hacer la reforma mas progresiva y más cuidadosa con autogobierno, que haga realidad el sueño de los constituyentes que se dejaron la piel para poner nacionalidades en la constitución». El líder catalán ha afeado además a quienes, «al ver que se abre una puerta, se comportan como niños y  como no la han abierto ellos se han enfadado».

Nosotros no somos como el PP

En una intervención muy dura con el bloque independentista, el líder del PSC les ha recriminado que acusen al socialismo de alinearse con el Gobierno del PP y actuar como muleta de Mariano Rajoy en los intentos por frenar el proceso. «En esta misma sala», ha recordado, «pusimos en riesgo nuestra relación con el PSOE para decirle no a Rajoy». Con ese «crédito» de independencia respecto a los populares, Iceta ha defendido los recursos de amparo que su partido ha presentado ante el Tribunal Constitucional cada vez que la mayoría independentista ha vulnerado el reglamento del Parlament, el Estatut o la Constitución y ha señalado que esas acciones son fruto de su intento de defender las instituciones catalanas.

En este contexto ha defendido el apoyo del PSOE al Gobierno ante una eventual declaración de independencia. «Queremos el retorno a la legalidad para negociar» ha destacado prácticamente parafraseando a Mariano Rajoy. «No nos merecemos lo que hizo ayer Puigdemont, esa confusión, nuestros abuelos no soñaron con la recuperación de la Generalitat para ver ahora la burla de quien más debería respetarla» ha añadido.