El PSOE ha salido este miércoles de su indefinición para asumir su papel como principal partido de la oposición. Tras numerosas conversaciones con el presidente del Gobierno, el líder de la oposición ha comparecido por la mañana para lanzar tres mensajes: El PSOE “acompaña” a Mariano Rajoy en la activación del artículo 155 de la Constitución que podría suspender competencias en Cataluña; lo hace bajo el compromiso de que en seis meses comenzará la comisión parlamentaria que reformará la Constitución “para que Cataluña se quede en España”, y que el único responsable ahora mismo de que el estado de derecho se defienda frente a la amenaza secesionista es Carles Puigdemont. Si finalmente hay que aplicar el artículo que suspende la autonomía catalana, Sánchez ha avanzado que “el presidente del Gobierno se ha comprometido a pactar conmigo las medidas en la aplicación del 155”.

Lo que tiene que decir Puigdemont es que no hubo declaración de independencia”

En una entrevista en La brújula de Onda Cero, el secretario general del PSOE ha señalado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como único responsable de activar el artículo de la Constitución: “El dedo que presionará el botón del 155 es el de Puigdemont” en el caso de que confirme que declaró la independencia en el Parlament el pasado martes. Tiene hasta el día 16 de octubre para responder al requerimiento del Gobierno. “Lo que tiene que decir es que no hubo declaración de independencia y que vuelve la legalidad que había en Cataluña antes del 6 de septiembre”, ha indicado Sánchez.

El líder de la oposición ha reconocido que en esta “segunda vida” como secretario general del PSOE y sobre todo durante las últimas semanas, la relación con el presidente del Gobierno “se ha normalizado”. En este sentido, apoyará al Ejecutivo en la aplicación del 155 si hay que recurrir a él, pero considera que, aunque se aplique, “hay que tocar lo menos posible” la autonomía de Cataluña.

Pedro Sánchez ha comparecido ante la prensa en Ferraz para explicar el resultado de sus múltiples conversaciones y encuentros privados con Mariano Rajoy estos días. Ha iniciado y ha finalizado su intervención apelando a Miquel Iceta, primer secretario del PSC, al que incluso ha llamado por teléfono durante esas reuniones, según ha confesado. Ese protagonismo del PSC en la negociación con el Gobierno pone de manifiesto la “total coordinación” entre ambos partidos “por convicción” de la necesidad de que la sociedad catalana participe en la solución a esta crisis.

En la entrevista de Onda Cero, de hecho, Sánchez ha alabado la labor de Miquel Iceta en el Parlament y ha reconocido que le ve, incluso, como futuro presidente de la Generalitat. El grupo socialista en Cataluña ha hablado tanto con el presidente autonómico como con el vicepresidente Junqueras, según el secretario general.

Esa complicidad con el PSC se ha dejado sentir en un mensaje de Iceta en la red social Twitter que alaba la respuesta de Rajoy al discurso y la declaración de independencia firmada ayer por Puigdemont en el Parlament.

“Llevamos muchos días hablando, hemos compartido muchas reflexiones y una de ellas es que ha llegado la hora de abordar la reforma constitucional en nuestro país”, ha anunciado Sánchez, que ha marcado distancias con Unidos Podemos. “Queremos hablar sobre cómo Cataluña se queda en España, no sobre cómo se va. Es una enorme diferencia”, ha asegurado.

“El PSOE, aliviado”

Sánchez ha celebrado que la sociedad catalana y española hayan respirado aliviadas con la suspensión de la declaración de independencia de Cataluña “tras días traumáticos”. “Aparentemente, al menos la amenaza de DUI y de quiebra unilateral del ordenamiento constitucional y del Estatut quedaba aparcada por el bloque soberanista”, ha interpretado.

En ese sentido, el PSOE “empatiza con los que se fueron a la cama tranquilos porque no se imponía en el Parlament esa DUI”. No obstante, entiende que “la situación corre el riesgo de verse aún más empantanada” por la intención del “bloque soberanista” de ganar “un poco más de tiempo para imponer su agenda”.

“Compartimos con Rajoy la necesidad de que Puigdemont aclare exactamente qué quiso decir ayer. Creo que en un estado social de derecho democrático como el español corresponde requerir al president que aclare negro sobre blanco qué es lo que ayer aconteció en el Parlamento de Cataluña”, ha explicado.

“En el bloque constitucionalista”

Pedro Sánchez ha querido aclarar la posición política del PSOE, que se sitúa dentro del “bloque constitucionalista”, aunque el secretario general huye de esa catalogación porque entiende que todos los partidos con representación en el Congreso asumen las reglas del juego democráticas y por tanto se incluyen en esa etiqueta.

“El PSOE es el partido que ayudó a construir la Constitución de 1978. Por tanto, somos un partido sinóninmo de la Constitución del 78. Eso significa que siempre vamos a estar con el estado social de derecho ante cualquier intento de quiebra unilateral por parte del bloque secesionista de Cataluña”, ha aclarado, abogando por una “respuesta mesurada y proporcional que ayude a resolver esta crisis desde el punto de vista constitucional”.

Por este motivo, ha defendido que “la mejor manera de defender nuestra Constitución es su reforma, modernización y actualización”, a través de la comisión de revisión del estado de las autonomías aprobada por el Congreso de los Diputados a propuesta del PSOE. Ese órgano se pondrá en marcha en seis meses para empezar a funcionar el año que viene. Su puesta en marcha es un logro político de Pedro Sánchez que le garantiza la paz interna con los barones y referentes críticos, ya que da cumplimiento a la Declaración de Granada de julio de 2013 impulsada por Alfredo Pérez Rubalcaba y José Antonio Griñán, entonces secretario general y presidente del PSOE respectivamente.