Política INDEPENDENCIA DE CATALUÑA

Rajoy, en Bruselas: "La utilización del artículo 155 no presupone usar la fuerza"

El presidente recibe el respaldo de los líderes europeos ante el desafío catalán y asegura en Bruselas que las autoridades de Cataluña "han querido que lleguemos hasta aquí"

El presidente Mariano Rajoy, este viernes en el Consejo Europeo, en Bruselas.

El presidente Mariano Rajoy, este viernes en el Consejo Europeo, en Bruselas. EFE

El presidente de Gobierno Mariano Rajoy ha comparecido en Bruselas tras la reunión del Consejo Europeo, donde ha recibido el respaldo de los líderes europeos ante el desafío catalán. El líder del Ejecutivo ha justificado la aplicación del artículo 155, que limita el autogobierno de Cataluña y que se aprobará este sábado en el Consejo de Ministros. «La utilización del artículo 155 no presupone usar la fuerza», ha determinado Rajoy, un día antes de anunciar las medidas concretas destinadas a «devolver a Cataluña a la legalidad». Los detalles de la aplicación del artículo 155 «estarán acordados por PP, PSOE, Ciudadanos y Gobierno», ha señalado, evitando eso sí adelantar la traducción concreta de esta aplicación, después de las polémicas declaraciones de la socialista Carmen Calvo este jueves y tras la falta de acuerdo entre socialistas y populares en esta medida.

A preguntas de los periodistas ha reconocido que «no está determinado» el que será «el límite temporal» de la aplicación de esta medida, y ha evitado ofrecer detalle alguno sobre en qué se concretará este polémico artículo de la Constitución que, ha especificado, «es calcado» al que figura en otras constituciones europeas. Preguntado sobre la intervención de medios públicos como TV3, Rajoy se ha mostrado sorprendido. «¿Quién ha dicho eso?», se ha preguntado visiblemente sorprendido, tras las palabras de Calvo. «Ni confirmo ni dejo de confirmar, las medidas las conoceremos el día de mañana», ha insistido.

El presidente de Gobierno ha situado este artículo como la última de las opciones: «Hemos sido muy pacientes, hemos intentado por todos los medios no llegar a una situación difícil», se ha justificado, «pero comprenderá que hemos llegado a una solución límite». En este punto, ha culpado al Govern de la Generalitat, a quien ha acusado que defender sus posturas «francamente mal». «Sólo se le pidió una cosa, que dijera si había declarado o no la DUI; se le dio un plazo y después otro plazo. Hemos llegado a esta situación porque han querido que llegáramos a esta situación». Así, ha defendido que el Consejo de Ministros de este sábado «aprobará las medidas oportunas, porque es su obligación».

Rajoy ha cargado duramente contra el president de la Generalitat, afirmando sin ambages que «quien tiene la culpa de lo que está pasando es el incumplimiento de la ley», y señalándole directamente como el responsable de la salida de empresas de Cataluña: «Esto puede afectar y mucho a la economía de Cataluña, y esto es por decisiones irresponsables de esos dirigentes políticos que han sido incapaces de estar a la altura de las circunstancias. Cuando uno se entrega a los extremistas y radicales pasa lo que está sucediendo en estos momentos en nuestro paí

s».

Desde Bruselas, el líder del Ejecutivo ha puesto de relieve el respaldo internacional recibido por los líderes de otros países, aunque el desafío catalán no se haya abordado expresamente en la reunión de este viernes»Yo comparto que es un problema nacional de España y que no tiene por qué debatirse; otra cosa es que yo agradezca la posición  favorable de todo el mundo». En este sentido ha señalado que los últimos acontecimientos que se han sucedido en Catataluña «van directamente contra los principios básicos de la UE y por eso a nadie puede sorprender que los dirigentes de la UE apoyen la posición española». Sobre el conflicto diplomático con Bélgica del que han  informado varios diarios belgas, con un presunto email enviado por el Ejecutivo español al embajador belga en Madrid en el que mostraba su malestar por la posición, Rajoy ha tratado de restar importancia a este asunto: «Yo desde luego con el primer ministro belga nunca he tenido ningún problema».

Te puede interesar

Comentar ()