El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha clausurado este domingo el 13º Congreso Regional Ordinario del PSM sin olvidarse una vez más de Cataluña tras el anuncio de las medidas del Gobierno en la aplicación del 155 y las críticas por el fin del autogobierno en Cataluña. Un hecho por el que Sánchez ha culpado al propio Puigdemont, y no al gobierno por su aplicación de la Constitución: “Nadie ha hecho tanto contra el autogobierno de Cataluña como el secesionismo”, ha señalado.

Sánchez ha defendido la aplicación del 155 alegando que la mayoría de países europeos tienen un artículo similar para hacer “frente” a los que intentar “quebrar” el país. Asimismo, ha advertido de que si se activa en España “dependerá de la decisión última” del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.

A los independentistas que culpan a España de los problemas de Cataluña, el secretario general del PSOE ha recordado que “el problema de Cataluña no es España, son su malos gobernantes”, responsables a su juicio de la “fuga de empresas, votaciones sin garantías…”.

Sánchez ha mandado un mensaje al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por sus reproches al apoyo socialista al PP en la aplicación de esta medida y le ha recordado que la formación morada “tuvo la oportunidad de formar un gobierno del cambio” y decidió votar en contra de la investidura de Sánchez tras las últimas elecciones.

“La izquierda nada tiene que ver con el secesionismo en Cataluña”, ha indicado a continuación, para criticar que se están viendo “algunas izquierdas que dicen abrazar la causa independentista” y “poco menos que califican de golpe de estado a un artículo de la Constitución Española”.