El PP consigue in extremis el apoyo mayoritario del Congreso de los Diputados a su iniciativa, que brinda apoyo a los Guardias Civiles, Policías Nacionales y Fuerzas de Seguridad del Estado y condena el «acoso sistemático» sufrido en Cataluña. La proposición no de ley, que tiene un carácter declarativo, ha contado con el ‘sí’ crítico de PSOE y Ciudadanos, que han afeado al Gobierno la falta de dotación presupuestaria para estos cuerpos. El grupo de Unidos Podemos se ha unido a los partidos PdeCat, ERC, PNV y Bildu y se ha opuesto a esta medida, que a su juicio es una «coartada» para alejar el foco mediático de la situación catalana, después de la puesta en marcha del artículo 155 que previsiblemente se aprobará este viernes en el Senado. El Grupo Popular ha aprovechado esta iniciativa para anunciar que, en caso de que equipararán los salarios entre los cuerpos nacionales y autonómicos se incluyan en las cuentas de 2018, una opción muy improbable por el momento, dada la falta de apoyos para salir adelante.

«El único objetivo de esta propuesta es utilizarla como coartada de las intervención de competencias de la autonomía de Cataluña», ha destacado el diputado de Podemos y ex guardia civil Juan Antonio Delgado, que ha condicionado un eventual voto a favor a la inclusión de tres puntos en la iniciativa, que no tiene carácter vinculante. La primera de ellas es la «readmisión» en un plazo de tres meses de los «guardias civiles represariados y expulsados» por sus denuncias hacia el cuerpo; la segunda sería la equiparación salarial en tres años; y la tercera, el de contemplar el derecho de sindicación de la Guardia Civil.

Una de estas peticiones ya ha sido contemplada por el Grupo Popular, según ha defendido desde la tribuna del Congreso el diputado popular José Alberto Martín-Toledano. «Respaldar a las Fuerzas de Seguridad del Estado es también apostar por el incremento de sus salarios, y por eso el PP ha presentado una enmienda a esta PNL donde apostamos decididamente por equiparar los salarios de ambos cuerpos con otras policías; y eso es un compromiso que adquiere el grupo popular en apoyo al Gobierno», ha defendido, al tiempo que ha llamado al resto de partidos a aprobar los Presupuestos de 2018, adelantando que las cuentas «llevan la equiparación salarial».

Martín-Toledano ha llamado a la condena y reprobación de «quienes han justificado el acoso», y ha señalado directamente a Podemos, culpando de forma expresa «no solo a las fuerzas independentistas sino también a quienes están actuando como aliados en este golpe de estado en Cataluña como Podemos y sus confluencias». Unas fuerzas que, según el PP, han lanzado «una campaña de descrédito para situar a los Fuerzas de Seguridad del Estado en la diana como si fueran enemigos del pueblo catalán. Situar en la diana a alguien es deshumanizarlo y es propio de regímenes fascistas y comunistas».

PSOE y Cs dan un sí crítico al Gobierno

La postura de Ciudadanos ha levantado ampollas en el PP. Los de Albert Rivera han prestado su ‘sí’ a la propuesta, pero a regañadientes y sin escatimar en críticas. El diputado Miguel Gutiérrez ha afeado a los  populares y al Gobierno su apoyo teórico y su falta de medidas para dar respaldo a estos cuerpos: «»Ha actuado tarde y mal, y ahora nos trae esto para intentar cubrirlo, pero la situación no se arregla con una proposición no de ley, sino con medidas reales», ha remachado.», ha señalado el dirigente, que se ha arrogado el mérito de incluir la propuesta de equiparación salarial en las cuentas de 2018.

«Ciudadanos ha apoyado los presupuestos a condición de que se inicie el camino de la equiparación salarial de las fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», ha destacado. Una dura intervención que ha provocado las críticas del portavoz del PP en el Congreso. «Lamentable actuación de Gutiérrez de Cs atacando al Gobierno en vez de a los independentistas y a Rufián para defender a las PSE. Qué pena», denunciaba el popular a través de las redes.

También por parte del PSOE han llovido las críticas. El socialista Felipe Sicilia terminaba el debate reconociendo que se habían producido «actuaciones desproporcionadas» el día del referéndum del 1-O y admitiendo la necesidad de exigir responsabilidades por esos episodios aislados. «Señor ministro, mi grupo tiene muchas cosas que plantear por el dispositivo del 1 de octubre, y no lo hemos hecho por responsabilidad y porque lo pidieron los sindicatos policiales», ha indicado, informa Europa Press. A su juicio, el PP ha presentado esta iniciativa «para hacer un uso partidista» de las fuerzas de Seguridad, más que para apoyarlas, y ha añadido que apoyar a los agentes implica aumentar plantillas y mejorar los medios y las retribuciones.

Los partidos nacionalistas critican la iniciativa

El portavoz de Esquerra (ERC), Gabriel Rufián, con una camiseta pidiendo la libertad de ‘los jordis’ por los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural, ha censurado las cargas policiales del 1-O hablando de cientos de heridos, acusando a los agentes de «Policía militar», y repasando las críticas internacionales a aquellos incidentes.

Y el ponente del PDeCAT, Feliu Guillaumes, ha incidido en la denuncia acusando al Gobierno de «vivir en Matrix» y rematando con un ‘juego de palabras’ vinculando al Gobierno con la dictadura: «El PP, a ser ‘Franco’, no les gana nadie». También el PNV, a través de su diputado Mikel Legarda, ha cuestionado la iniciativa del PP porque considera que «cava a manos llenas» en el enfrentamiento y ha adelantado su negativa a apoyarla.