La fiscal jefe de Barcelona, Ana María Magaldi, ha decidido este martes tramitar la denuncia e incoar diligencias de investigación por el acoso y expulsión de agentes de la Policía y la Guardia Civil de hoteles de las localidades de Calella y de Pineda de Mar. Así lo ha sabido El Independiente, que ha tenido acceso al decreto de apertura de la investigación iniciada por la Fiscalía.

El decreto asegura “haber tenido conocimiento a través de noticias difundidas en diarios digitales” y a través “del resumen de prensa” que diariamente facilita el gabinete del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de que agentes que pernoctaban en ambas localidades “han sido expulsados globalmente de los hoteles en los que estaban alojados”. Asimismo, “podría haber responsables municipales implicados en dichos hechos”. Esto último es una clara alusión a personas como la alcaldesa de Calella (del PDeCAT), que el martes por la mañana protagonizó una tensa entrevista con Susanna Griso por estos hechos precisamente.

La Fiscalía delega en el Servicio Especial de Odio y Discriminación las actuaciones pertinentes

“También en redes sociales circula un documento en el que supuestamente el gerente de hoteles de la cadena Checquin”, prosigue el documento de la Fiscalía, “afirma: ‘Debido a una reunión que hemos tenido con responsables del Ayuntamiento de Pineda de Mar nos vemos obligados, bajo amenazas de cerrarnos los hoteles durante cinco años, a desalojar a contingentes de Policías Nacionales de dos hoteles”. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien ha suspendido un viaje al País Vasco por la huelga general del 3-O y la tensión en Cataluña, ha ordenado a la Policía que no abandone los hoteles.

Según la fiscal, los hechos relatados podrían ser constitutivos de “diferentes delitos”. Por eso, además de incoar diligencias, la Fiscalía ha decidido “delegar en el Servicio Especial de Odio y Discriminación” la tramitación de las actuaciones. Asimismo, un escrito añadido al auto del fiscal encargado de dicho servicio, Miguel Ángel Aguilar, libra de oficio a la unidad adscrita del Cuerpo Nacional de Policía para practicar “todas las diligencias que permitan la comprobación de los hechos”.