Los gritos y el cruce de reproches entre los asistentes al Pleno del Ayuntamiento de Murcia desde los palcos públicos, conocidos popularmente como ‘pajareras’, ha obligado a interrumpir la sesión justo cuando se debatía una moción que solicitaba anular las sanciones de 601 euros que se están aplicando a los vecinos por protestar en las inmediaciones de las vías del tren para exigir el soterramiento.

En concreto, la moción defendida por los grupos de Ahora Murcia, Cambiemos Murcia y el PSOE de Murcia pretendía que se anularan las sanciones de 601 euros impuestas ya a más de 50 vecinos por «defender la no división de la ciudad» como consecuencia de las obras del AVE, según ha hecho saber el portavoz de la Plataforma Pro-Soterramiento, Joaquín Contreras.

Además, la moción contaba con un apartado en el que se pedía reprobar la actitud del delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís, que es quien autoriza la actuación de la Policía Nacional en esos casos, tal y como ha señalado Contreras en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, Contreras ha criticado que el Pleno ha sido «vergonzoso» y cree que el boicoteo a la sesión estaba «ya pactado». Así, lamenta que las ‘pajareras’ estaban «ocupadas mayoritariamente por miembros del PP» que «no han parado de gritar» y que «impedían» escuchar a los ediles de Ahora Murcia, Cambiemos Murcia y PSOE de Murcia que defendían la moción.

En concreto, Contreras lamenta que los miembros del PP han comenzado a proferir gritos tales como «quien la haga que la pague», «viva la Policía Nacional y la Guardia Civil» o «la Guardia Civil contra ellos», a lo que algún miembro de la Plataforma Pro-Soterramiento ha contestado irónicamente diciendo que «no faltaba más que algún viva a Franco».

‘Sólo faltaba que nos agredieran’

El ambiente se ha tensado cuando ha intervenido la concejala del PP, Lola Sánchez, quien según Contreras se ha comportado de forma «demagógica», lamentando que en Murcia se quiera censurar la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando, debido a su intervención en Cataluña, «están siendo vitoreados en toda España».

En ese momento, Contreras explica que se ha levantado de la bancada en la que estaba sentado con varias personas que gritaban y se ha sentado más atrás. Finalmente, el Pleno ha sido suspendido temporalmente y los miembros de la Plataforma Pro-Soterramiento, que estaban «en minoría», han decidido marcharse porque «sólo faltaba que nos agredieran físicamente», según el portavoz.

Finalmente, la moción ha sido modificada para matizar que se debían anular todas las sanciones que no tuvieran en su origen actos «violentos» como, por ejemplo, la quema de maquinaria, pero no ha salido adelante por el voto en contra de los ediles del PP y de Ciudadanos, tal y como ha lamentado Contreras.