Mientras España y Cataluña contienen la respiración en espera de lo que ocurra mañana viernes 27 de octubre, la calle mantiene su movilización en Barcelona; una ciudad donde el mismo viernes a partir de las 12 horas la Asamblea Nacional Catalana (ANC), uno de los factótumes del movimiento independentista, se concentrará frente al Parlament. Un hemiciclo del que puede salir una Declaración Unilateral de Independencia (DUI), una convocatoria de elecciones o cualquier otra vía sobre la que es difícil especular a tenor de la velocidad que toman los acontecimientos.

Para la ANC, explican portavoces de esta organización que aboga por la secesión de Cataluña, “si el Govern no declara la independencia el viernes, la sociedad civil catalana saldrá a la calle contra el Govern y contra Junts Pel Sí“, la formación en el Ejecutivo autonómico que engloba a PDeCAT y ERC. Otra opción que no sea una declaración independentista estaría fuera de la órbita de la ANC, presidida hasta 2015 por Carme Forcadell y cuyo actual presidente, Jordi Sànchez, está provisionalmente detenido acusado de un delito de sedición.

La “sociedad civil” da por hecho que habrá 155 y no tiene un Plan B fuera de la DUI

No hay alternativa porque, en opinión de los dirigentes de la ANC –pero también del equipo del president Carles Puigdemont-, el Gobierno de Mariano Rajoy no maneja otro escenario que no sea el de aplicar el artículo 155 y suspender las competencias autonómicas, entre otras medidas. Por eso en teoría Puigdemont no irá al Senado el jueves y el viernes. ¿Y si finalmente no se aprobara tan severa medida? “Es algo que no contemplamos”, responden en la ANC, que comparte protagonismo en las calles con otro gran colectivo, Ómnium (cuyo líder también está preso por la misma razón que Sànchez). “Tal y como están las cosas no manejamos otro escenario que no sea el del 155”.

¿Elecciones en vez de DUI? “Ya ha habido elecciones y hay una clara mayoría en el Parlamento catalán por la independencia”. ¿Y una suerte de elecciones plebiscitarias, que condicionasen una hipotética declaración de independencia a una nueva mayoría refrendada en las urnas? “No manejamos esa salida, es imposible. Lo ha dejado claro el Gobierno de Madrid. Unas elecciones son la manera de ganar terreno por lo que no quieren que nada cambie. ¿Por qué unas elecciones en Cataluña sí y en España no?”.

Importancia de la “sociedad civil”

“Hay dos cuestiones que quizás desde Madrid no se entienden demasiado bien”, señalan en la ANC. “La primera, la importancia de la sociedad civil organizada, la que se enfrenta cuando tiene que hacerlo a los gobiernos y partidos que sustentan las instituciones; la segunda cuestión, es la diferenciación que se hace entre partidos e instituciones”. Una separación que no se realiza como se debe en el resto del país.

En este segundo punto hay un matiz importante, histórico: la tradición institucional cuasi milenaria en el Reino de Aragón o la creación de la primera Generalidad de Cataluña, hacia el siglo XIV. Todos estos datos están sobre la mesa en el encuentro con este medio.

En la sede de la ANC, no muy alejada de la Sagrada Familia, hay bullicio la víspera del 27-O: acude gente a afiliarse, se venden chapas, camisetas y pósteres con el lema . “Nos han acusado de recibir subvenciones. Si las recibiéramos, no tendríamos esta sede que se cae a cachos”, ironiza un miembro.