La declaración de independencia votada este viernes en el Parlament de Cataluña no ha encontrado apoyo internacional. Las primeras reacciones han sido de rechazo unánime a la votación de la cámara regional y de apoyo al gobierno. Los mensajes han llegado desde las altas instancias de la Unión Europea, así como de parte de las principales potencias mundiales, que están emitiendo comunicados según avanza la tarde.

Europa

La primera autoridad comunitaria en responder a la DUI ha sido el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. “Para la Unión Europea nada cambia. España sigue siendo nuestro único interlocutor”, ha dicho Tusk, que también ha lanzado un aviso a Rajoy: “Deseo que el gobierno español favorezca la fuerza de los argumentos, no el argumento de la fuerza”.

Minutos después, se ha referido también al tema el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker. “Es un proceso dentro del Estado español y respeto todas las decisiones que tome el Gobierno”, ha indicado a Efe Juncker, que también ha reiterado su rechazo a los separatismos, durante una visita a la base aeroespacial europea de Kourou, en la que ha coincidido con Emmanuel Macron.

Más duro todavía ha sido el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que ha emitido un comunicado personal en el que asegura que “nadie en la Unión Europea va a reconocer esa declaración”. “La declaración de independencia votada hoy en el Parlamento catalán es contraria al estado de derecho, a la Constitución española y al Estatuto de autonomía de Cataluña, que son parte del ordenamiento legal de la Unión Europea”, dice Tajani.

Estados Unidos

El departamento de Estado de los Estados Unidos también ha sido rápido para emitir un comunicado de apoyo inequívoco al gobierno español. “Los Estados Unidos disfrutan de una gran amistad y de una alianza duradera con nuestro aliado de la OTAN, España. Nuestros dos países cooperan de forma cercana para avanzar en nuestra seguridad compartida y nuestras prioridades económicas”, arranca el comunicado del portavoz Heather Nauert.

“Cataluña es una parte integral de España y los Estados Unidos apoyan las medidas constitucionales del gobierno para mantener a España fuerte y unida”, finaliza el comunicado norteamericano.

Rusia

El gobierno de Vladimir Putin ha reaccionado a través de la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zakharova. “No ha habido cambios en la posición sobre Cataluña”, se ha limitado a comentar Zakharova, que ha recordado la percepción rusa sobre el asunto: un “asunto interno” en el que Moscú respeta “la soberanía y la integridad territorial del país”.

Francia

El primer ministro francés Emmanuel Macron ha sido una de las voces más severas contra el independentismo desde su llegada al Eliseo. Este viernes, ha insistido en el mismo mensaje que lleva meses repitiendo: el problema catalán es un “asunto interno” y su “único interlocutor” continúa siendo Mariano Rajoy. “Siempre lo digo”, ha enfatizado Macron, que se ha manifestado en declaraciones a los periodistas durante una visita a la base aeroespacial de Kourou, en la Guyana Francesa.

También ha sido dura la alcaldesa de París, Anne Hidalgo: “La independencia de Cataluña, proclamada por 70 diputados, es un hecho grave, contrario a la ley, que solo puede conducir a un callejón sin salida”.

Alemania

“Declaración anticonstitucional”. Así de rotundo es el comunicado oficial del Gobierno federal de Alemania, que no reconoce la validez de la votación independentista. “Estamos preocupados por la situación en Cataluña, derivada de la declaración anticonstitucional del Parlament”, dice el escrito, de los más claros hasta el momento. “La soberanía e integridad territorial de España son inviolables. La declaración de parte del parlamento regional catalán es una violación de estos principios”.

“El gobierno federal no reconoce tal declaración y apoya la posición del presidente Rajoy para garantizar y restablecer el orden constitucional”, abunda el comunicado en referencia al artículo 155 de la Constitución. Como Donald Tusk, expresa también un deseo: “Esperamos que se utilicen las posibilidades de diálogo y desescalación”.

Reino Unido

Londres ha afirmado que “no reconoce ni reconocerá” la independencia de Cataluña, según un portavoz citado por la agencia AFP.  La decisión del Parlament “está basada en una votación que fue declarada ilegal por los tribunales españoles. Seguimos deseando que se respete el estado de derecho, se respete la Constitución española y se preserve la unidad española”, ha añadido.

Italia

En la misma línea que el Reino Unido, el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, ha asegurado que el país transalpino “no reconoce ni reconocerá” la declaración de independencia de Cataluña. Calificó el acto del Parlament de Cataluña como un “gesto gravísimo y fuera del marco de la ley”.

Portugal

Mensaje claro también del socialista António Costa, primer ministro portugués. “Total solidaridad en la defensa del principio constitucional de la unidad de España”, ha dicho Costa en declaraciones a la prensa, interrogado sobre los últimos acontecimientos en Cataluña. Además, el jefe del Gobierno luso ha lamentado que esta declaración constituye “un factor de perturbación en la vida política de España”.

Bélgica

Tampoco Bélgica ha dado alas al independentismo, pese a que la posición del primer ministro Charles Michel, reclamando mediación, fue una de las que más molestó en Moncloa durante las últimas semanas. Este viernes, Michel ha vuelto a reclamar “diálogo”, aunque ha solicitado también una “solución pacífica” que respete “el orden nacional e internacional”.

Noruega

Ha sido uno de los varapalos de la noche para el sector del independentismo que estaba convencido de que Cataluña pasaría de la Unión Europea para mirar hacia el EFTA, que lidera Noruega. Tendrá que ser en otro momento. El ministerio de Exteriores noruego ha emitido uno de los mensajes más claros de la jornada: “Noruega no reconocerá la declaración unilateral de independencia de Cataluña. Reestablecer la legalidad es la base para el diálogo”.

Dinamarca

La embajada española en Dinamarca ha informado de la reacción del ministro de Exteriores danés, Anders Samuelsen: “Dinamarca y la Unión Europea apoyan una solución dentro de la Constitución Española”.

Finlandia

Uno de los muchos bulos que corrieron como la pólvora tras la declaración de independencia fue el supuesto reconocimiento finlandés, que algunos medios catalanes basaron en el tweet de un diputado nacionalista de Laponia que aseguró que llevaría al Parlamento una moción para aprobar el reconocimiento.

La posición oficial del gobierno finlandés, sin embargo, es muy distinta. “El gobierno español tiene todo nuestro apoyo para restaurar la unidad, la democracia y el estado de derecho”, ha declarado el ministro de Exteriores, Timo Soini.

Canadá

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró hoy en Quebec que “Canadá reconoce una España unida”.

Trudeau hizo esa declaración en un acto público en respuesta a preguntas de los periodistas. El gobierno regional de Quebec, por su parte, se puso de perfil en la cuestión y apeló a un “diálogo democrático” para solucionar el problema.

Escocia ‘respeta’ la decisión de Cataluña

El Gobierno de Escocia ha dicho que “entiende” y “respeta” la decisión del Ejecutivo catalán y ha atribuido la declaración unilateral de independencia proclamada este viernes a los “reiterados” rechazos para abrir un proceso de diálogo.

“Entendemos y respetamos la posición del Gobierno catalán. Aunque España tiene el derecho a oponerse a la independencia, el pueblo de Cataluña debe tener la capacidad de decidir su propio futuro”, ha afirmado la responsable de Exteriores escocesa, Fiona Hyslop, en un comunicado.

En su nota, compartida en redes sociales por la ministra principal, Nicola Sturgeon, Hyslop ha asegurado que “la declaración de independencia de hoy llega solo después de que se hubiesen rechazado los reiterados llamamientos para dialogar”.

“Ahora, más que nunca, la prioridad de todos los que se consideren a sí mismos amigos y aliados de España debería ser alentar un proceso de diálogo para encontrar una salida que respete la democracia y el Estado de Derecho. La imposición de un control directo no puede ser la solución y debe ser motivo de preocupación para los demócratas en todas partes”, ha añadido.

Hyslop ha apelado a la “responsabilidad política y moral” de la UE para instar al bloque a “apoyar el diálogo” e identificar fórmulas para que la crisis actual se resuelva de forma “pacífica y democrática”.

Lituania

El caso lituano es especialmente significativo. El país báltico consiguió en los años 90 su independencia de la Unión Soviética y ha sido citado habitualmente por los independentistas como ejemplo. Sin embargo, su ministro de Exteriores, Linas Linkevicius, ha recalcado que Lituania “respeta la integridad territorial de España” y “llama al diálogo”. Linkevicius ha hablado del tema en la radio pública BNS.

Estonia

En Estonia, la reacción ha sido casi idéntica. También ha sido otro de los ejemplos más recurrentes del independentismo catalán, que lo incluía entre los supuestos 11 estados que reconocerían inmediatamente la declaración de independencia. Lejos, de eso, el primer ministro Jüri Ratas, ha sido especialmente claro: “Estonia apoya la integridad territorial y la unidad de España. Los asuntos internos deben ser solventadas de acuerdo a la constitución y las leyes”.

Polonia

Mensaje claro del gobierno polaco: “Respetamos plenamente los principios de soberanía, integridad territorial y unidad del Reino de España. Consideramos que la solución de la disputa entre el Reino de España y Cataluña, así como cualquier disputa entre el Reino de España y las Comunidades Autónomas, incluido el movimiento separatista, son asuntos internos del Reino de España. Esperamos una rápida estabilización de la situación en Cataluña basada en las disposiciones de la Constitución”.

Serbia

Serbia no reconoce la declaración unilateral de independencia aprobada en el Parlamento regional de Cataluña y apoya la integridad territorial de España, ha anunciado hoy el ministro serbio de Exteriores, Ivica Dacic.

“Serbia apoya la integridad territorial y la unidad de España. Ese acto no está en conformidad con el sistema constitucional español”, ha dicho Dacic, según la agencia de noticias Tanjug, a la vez que ha señalado que la declaración unilateral no tiene para Serbia ningún efecto legal.

“A diferencia de cómo otros países del mundo reaccionaron a la declaración unilateral de la independencia de Kosovo, la postura de Serbia es de principios y no acepta ningún acto unilateral en ninguna parte, incluida Cataluña. Nuestra posición es clara”, ha indicado.

OTAN

“El problema catalán debe resolverse dentro del orden constitucional español. España es un aliado comprometido de la OTAN, con importantes contribuciones a nuestra seguridad”, ha expresado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Chipre

El ministerio de Exteriores chipriota ha recalcado que están “firmemente” junto a España y que el país “no reconoce la declaración unilateral de independencia en Cataluña”. “Chipre condena la violación del estado de derecho y se sitúa firmemente junto a la necesidad de respetar por completo la unidad y el respeto al orden constitucional del Reino de España”, dice el gobierno de la isla en un comunicado.

Ucrania

El país que más y más duros conflictos territoriales ha sufrido en Europa en los últimos años se ha posicionado claramente junto al gobierno español. “Ucrania apoya la soberanía del Estado y la integridad territorial de España dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”, ha tuiteado Pavlo Klimkin, ministro de Asuntos Exteriores. Klimkin ha subrayado que el gobierno ucraniano “apoya los pasos que dé el gobierno para resolver la crisis conforme a su Constitución”.

Andorra

La pequeña nación pirenaica tampoco ha reconocido este viernes la independencia de su región vecina. “El Govern considera que Cataluña continúa siendo parte integrante de España y apela al diálogo para resolver la situación”.

Bulgaria

Ha sido uno de los primeros rechazos a la declaración de independencia y también uno de los más extensos. “Bulgaria respeta el orden constitucional del Reino de España y el estado de derecho como valores fundamentales de la Unión Europea y todos sus Estados miembros. Apoyamos la preservación de la integridad territorial y la soberanía estatal de España, que es nuestro socio estratégico y aliado”, ha dicho el ministerio de Exteriores a través de un comunicado.

“La declaración unilateral de independencia de Cataluña no se puede considerar legítima y viola el estado de derecho, como lo demuestran las decisiones del Tribunal Constitucional”, añade el escrito, que también llama al diálogo dentro del respeto a la Constitución y las leyes.

República Checa

Otro caso paradigmático, por su reciente separación de Eslovaquia. Otro palo al independentismo: “La República Checa apoya inequívocamente el respeto a la Constitución como ley básica de cualquier Estado democrático, que garantiza los derechos y libertades de sus ciudadanos”, ha indicado el ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado que recoge la agencia EFE, y que agrega que “la declaración de independencia y el referéndum anterior estaban en clara contradicción con la Constitución española”.

Marruecos

El gobierno de Marruecos anunció hoy que “no reconoce ni reconocerá en el futuro la declaración unilateral de independencia de Cataluña”, según un comunicado emitido esta noche por el ministerio marroquí de Exteriores.

El comunicado comienza diciendo que Marruecos “se enfrenta él mismo y desde hace varios años a una amenaza separatista” (en referencia al Sáhara Occidental), y añade que “comprende la reacción de las autoridades españolas y se solidariza con ellas”. Por último, recalca que “da su pleno apoyo al gobierno español con el fin de asegurar el respeto de la constitución y preservar la unidad nacional y la soberanía del país”.

Argentina

El Gobierno argentino manifestó hoy que “rechaza y no reconoce” la declaración de independencia proclamada por el Parlamento de Cataluña, y llamó a “restablecer la legalidad” y “garantizar la unidad” de España.

Argentina hace votos para que a través de los mecanismos constitucionales se restablezca la legalidad en el marco de una convivencia pacífica del pueblo español, garantizando la unidad e integridad territorial de España”, declaró la Cancillería del país austral en un comunicado.

Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino dijo que España es “un país referente para toda Iberoamérica y para nuestro país en particular”, con el que el país sudamericano mantiene una “alianza estratégica y con la que, unida, seguiremos trabajando para el bienestar y prosperidad de ambos pueblos”.

Panamá

La Cancillería de Panamá declaró hoy que “no reconoce ni reconocerá” ninguna decisión unilateral de Cataluña que viole el orden constitucional y los principios democráticos “que desde hace varios años caracterizan al Gobierno español”.

En un escueto comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país centroamericano resaltó los “fuertes e históricos” lazos que existen entre Panamá y España e hizo un llamamiento a todas las partes “a encontrar una solución pacífica, enmarcada en lo que dicta la Constitución”.

Costa Rica

El Gobierno de Costa Rica indicó hoy que no reconoce la declaración de independencia unilateral de Cataluña y afirmó que apoya el principio de unidad del reino de España.

“Costa Rica, a la luz de los acontecimientos de hoy en el Parlamento Autónomo de Cataluña, con la presencia únicamente de los partidos afines al gobierno regional, reitera que no reconoce ni reconocerá la declaración de independencia unilateral”, indica un comunicado de la Cancillería costarricense.

Colombia

“El Gobierno colombiano ha estado siempre acompañando al Gobierno de España, respaldando la posición de España. Queremos una España unida y eso es lo que a España le conviene y lo que al mundo le conviene”, ha dicho el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, durante una conferencia de prensa en la que rechazó reconocer la declaración de independencia votada en el Parlament.

México

“México no habrá de reconocer una declaración unilateral de independencia catalana”, ha expresado el secretario de Relaciones Exteriores del ejecutivo mexicano, Luis Videgaray. Es la misma posición que sostuvo hace apenas una semana el presidente Enrique Peña Nieto. Videgaray, este viernes, recordó las palabras del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, e instó a España a usar “la fuerza del argumento”.