PolíticaELECCIONES CATALUÑA 21-D

Pablo Iglesias sale de gira para vender su idea de España y distanciarse de Colau

Podemos inicia la precampaña electoral catalana explicando su proyecto de país para frenar la sangría en intención de voto que se ha producido en las últimas semanas

logo
Pablo Iglesias sale de gira para vender su idea de España y distanciarse de Colau
Pablo Iglesias sale del hemiciclo del Congreso.

Pablo Iglesias sale del hemiciclo del Congreso. EFE

Resumen:

El partido de Pablo Iglesias ha diseñado una gira fuera de Cataluña en el que reivindica y exhibe el concepto de España.

Se desplazarán a Logroño (La Rioja), Pamplona (Navarra), Córdoba (Andalucía), Badajoz (Extremadura) y Albacete (Castilla-La Mancha) para explicar su proyecto plurinacional.

“Frente a la falta de diálogo y la fractura social, esta ruta plantea una solución democrática, que trasciende al escenario catalán con el proyecto de un país de países”.

 

 

Las encuestas no traen buenos pronósticos para Ada Colau. Mientras Podemos intenta sacudirse las acusaciones por su acercamiento al independentismo, la alcaldesa de Barcelona ha expulsado al PSC del Ayuntamiento, previa consulta a sus bases, y ya vislumbra un gobierno conjunto con ERC, frenando así la estrategia de Pablo Iglesias para diferenciarse del soberanismo. Es por ello que el partido ha diseñado una gira fuera de Cataluña en el que reivindica y exhibe el concepto de España, con el fin de frenar la sangría de votos que sufre Podemos tras su estrategia fallida en la crisis catalana.

Bajo el lema Conectar España, el núcleo duro de Podemos irrumpe en la precampaña de las elecciones catalanas del 21-D explicando su proyecto de país con una ruta que tiene su pistoletazo de salida este miércoles, con la presentación del libro Repensar la España plurinacional, editado por su think thant, Instituo 25M, y que después visitará distintos territorios. El propio Iglesias, junto a la portavoz parlamentaria Irene Montero, y otros miembros de la ejecutiva como Rafael Mayoral, o Noelia Vera, se desplazarán a Logroño (La Rioja), Pamplona (Navarra), Córdoba (Andalucía), Badajoz (Extremadura) y Albacete (Castilla-La Mancha) para explicar su proyecto plurinacional.

“Frente a la falta de diálogo y la fractura social, esta ruta plantea una solución democrática, que trasciende al escenario catalán con el proyecto de un país de países”, señala la formación de Iglesias en un comunicado. Esta ruta se cerrará con actos simultáneos en distintos  territorios “con el objetivo de hacer llegar nuestro proyecto de país”.

Podemos ha rescatado el término de España después de las críticas recibidas por su ambigüedad y su discurso recibido en exclusiva a los separatistas. “O empezamos a hablar de España o nos va a ir muy mal”, avanzó el pasado 11 de octubre la socióloga y experta en y constitucionalismo Carolina Bescansa. Una advertencia que luego se confirmó en las encuestas y que le valieron su purga en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados y su sustitución por Montero. Bescansa ahondó las críticas poco después y llegó a defender públicamente que Podemos había fallado a la hora de transmitir un proyecto para España.

Un mes después de este episodio, Pablo Iglesias recoge el guante en precampaña, que incluyen unas jornadas en Córdoba el último fin de semana de noviembre que servirán para explicar su proyecto de reforma constitucional. El acto titulado Volver a mirarnos. Nuevos acuerdos para la España que somos exhibe de nuevo el término de “España”, aunque excluye a Bescansa, la dirigente que lo reivindicó. La cofundadora de Podemos, que ha trabajado en el proyecto de reforma constitucional de Podemos desde su llegada al Parlamento, no participará en las jornadas, donde sí intervienen representantes de otras fuerzas como Julio Anguita o Antonio Maillo, entre los casi cuarenta participantes.

Carolina Bescansa explica estas semanas por diferentes ciudades su proyecto constitucional, donde contempla que el referéndum pactado como la última opción, en caso de que fracase una eventual reforma constitucional y de un nuevo sistema de financiación autonómica. La dirigente de Podemos, tal como explicó hace unos días en Madrid, considera que el referéndum de reforma de la Constitución debería tener una lectura “territorial”: si en alguna región no se aprobara, habría que revisar su encaje y, sólo en última instancia, habilitar un protocolo para una consulta de autodeterminación.