La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), el colectivo de magistrados más numeroso en España, está celebrando estos días su congreso en Santander. Y la primera resolución aprobada por unanimidad tiene que ver con el asunto catalán: «Queremos hacer mención a las difíciles circunstancias en las que desempeñan su trabajo los miembros de la carrera judicial destinados en Cataluña», recoge el punto aprobado. «Por ello, exigimos que perciban un complemento de destino por circunstancias especiales».

Se trata de una propuesta gremial que, de aprobarse, podría tener que pasar por los poderes Ejecutivo y Legislativo y contar con rango de ley; pero que va en línea con el anuncio del Ministerio de Hacienda el pasado 9 de noviembre, según el cual el Gobierno manifestó su intención de dar una compensación económica a los empleados públicos que dependen del departamento en Cataluña por su desempeño en “especiales circunstancias».

Los complementos ya existentes

El complemento de destino en los miembros de la carrera judicial por circunstancias especiales está recogido en el tercer anexo de la Ley 15/2003, la cual establece una compensación de 480 euros a los jueces que ejercen en País Vasco y Navarra (una extra que retrotrae a los años de ETA y que probablemente sea modificada en un futuro debido a la extinción de la organización terrorista). Dicha ley recoge otros complementos: 427 euros en Gran Canarias y Tenerife, 534 euros en otras islas del archipiélago canario; 88 euros en Mallorca y 97 a los destinados en otras islas del archipiélago balear; 80 euros en el Valle de Arán y finalmente 844 euros -la retribución extra más alta- a los miembros de las carrera judicial destinados en Ceuta y Melilla.