Xavier García Albiol (Badalona, Barcelona, 1967) cree que las del 21-D son unas elecciones excepcionales en las que es posible un vuelco político, esto es, que los constitucionalistas “ganen en votos y escaños a los independentistas”. Para ello , el candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, vaticina una afluencia multitudinaria a las urnas que permita formar un nuevo gobierno con el que traer “la normalidad social e institucional” a la comunidad catalana. También para que aborde los cambios profundos que exigen años de adoctrinamiento al objeto de evitar que Cataluña “sea independiente en quince años” y no haya “un 155 que pueda pararlo”. Asimismo aboga porque los que intentaron dar un golpe institucional, sufran “las consecuencias jurídicas propias de un estado de Derecho” sin indultos ni componendas.

Pregunta. -Lo fían todo a la movilización. ¿Es posible que haya una participación superior al 80 por ciento?

Respuesta. -Es posible que sea superior al 80 por ciento porque por parte del votante constitucionalista existe plena conciencia de lo que nos estamos jugando en estas elecciones, que tienen una trascendencia que va más allá del ámbito catalán, con una clara influencia en el resto de España. Por lo tanto, la participación para derrotar al independentismo es muy importante.

P. -¿Cuál es su estrategia de campaña? ¿a qué electorado se dirige?

R. – Nos dirigimos a todo el electorado constitucionalista, a aquellos ciudadanos de Cataluña que valoran la acción del Ejecutivo de Rajoy con la aplicación del 155 y sus consecuencias positivas para Cataluña como ha sido cesar al Gobierno de la Generalitat, cerrar las embajadas y clausurar chiringuitos. Creemos que es necesario continuar este trabajo en los próximos meses y años. Por eso entendemos que quien mejor puede representar esta continuidad somos los hombres y mujeres del PP.

P. -¿Qué perspectivas electorales tienen? Los sondeos les dan peores resultados que en 2015.

R. -En los últimos quince días ha habido encuestas para todos los gustos: que subimos dos puntos, que nos quedamos igual o que serán peores. La realidad es que, si en los últimos años las encuestas han fallado, en unas elecciones excepcionales en las que va a haber una participación récord y donde siempre tenemos una parte de voto oculto, estoy convencido de que vamos a ir a unos resultados favorables para el PP.

P. -¿Hubieran necesitado un poco más de tiempo?, ¿que las elecciones se celebraran más tarde?

R. -Si pensáramos en clave electoralista, nos hubiera interesado un poco más de margen, pero es cierto que si una virtud tiene Rajoy es que no piensa en esa clave si no en términos de Estado. Consideró que la prioridad era dar la palabra a los catalanes lo antes posible y afrontamos las elecciones con muchas ganas e ilusión.

“Nos sorprende que Ciudadanos se ponga a la altura de Puigdemont a la hora de criticarnos”

P. -¿Con cuántos escaños se sentiría cómodo?

R. -Nos sentiríamos cómodos aumentando nuestra representación y poder sumar con el resto de los constitucionalistas para cerrar la página más gris que ha vivido Cataluña en los últimos 40 años e iniciar una nueva etapa que devuelva cierta normalidad social e institucional a Cataluña.

P. -¿Hay alguna posibilidad de que los partidos constitucionalistas sumen la mayoría absoluta?

R. -Estoy convencido de que los partidos constitucionalistas vamos a  tener más votos y diputados que los independentistas.

P. -¿Sumando a los “comunes”?

R. -Ahí tenemos un elemento distorsionador que es Podemos y las confluencias de la señora Colau, que nos ofrece muchas dudas,. Pero si hablamos de voto independentista y constitucionalista, vamos a ser mayoritarios en votos y escaños.

P. -¿Creen de verdad que si dependen de En Comú Podem ustedes gobernarán?

R. -Si depende de Podemos nosotros no existiríamos. Espero que Podemos, por una vez en la historia, esté a la altura de las circunstancias, pero es cierto que su objetivo, como el de los independentistas, es hacer desaparecer del mapa al PP. Por eso no se dedican a criticar a Ciudadanos y al PSC, sino a quien critican ferozmente, de manera constante, es a nosotros. Tienen esa coincidencia, pero espero por parte de Iglesias un poco de responsabilidad.

P. -También Ciudadanos está haciendo una campaña dura contra el PP catalán.

R. -Sí. La verdad es que nos sorprende que se ponga a la altura de Podemos o de Puigdemont. Nosotros no somos el rival de Ciudadanos. Ciudadanos tendría que dedicar sus esfuerzos y energías a explicar su proyecto y a presentar una alternativa en lugar de criticarnos. Nosotros no vamos a buscar la confrontación con los partidos constitucionalistas. Nuestros rivales no son ellos, sino Puigdemont y el independentismo.

P. -¿Está dispuesto a hacer presidenta o presidente a Arrimadas o Iceta?

R. – No podemos vender la piel del oso antes de cazarla. Soy partidario el día 21 por la noche de poner los resultados encima de la mesa y ver qué opción es la más factible. ¿Hacer presidente a Arrimadas o a Iceta?, sí, como ellos podrían hacerme presidente a mí. Esto está absolutamente abierto. Pero lo que es seguro es que el PP facilitará cualquier tipo de entente o acuerdo para tener esa mayoría de diputados constitucionalistas.

“De seguir con el adoctrinamiento, no habrá 155 que pare en 15 años la independencia de Cataluña”

P. -¿Por qué da la sensación de que Ciudadanos está rentabilizando el 155 y la lucha contra el adoctrinamiento en la escuela?

R. -Pues seguramente porque dedicarán poco tiempo a trabajar y bastante a transmitir una imagen que no se ajusta a la realidad. Me sorprende que pretenda presentarse ante la sociedad española como aquel que ha defendido con más fuerza el 155 cuando el 2 de septiembre Albert Rivera dijo que no lo quería. Esto tampoco va de un concurso, pero si hay alguien que tuvo las ideas claras desde hace tiempo era el PP de Cataluña. que siempre ha defendido esa medida excepcional sin complejos.

P. -¿Y respecto al adoctrinamiento en la escuela?

R. – Tres cuartos de lo mismo. Sorprende que Ciudadanos coja esta bandera cuando en esta legislatura no ha apoyado propuestas del PP en el Parlament que iban en la línea de reforzar el papel de las escuelas concertadas, ni ha presentado propuestas alternativas. Parece que última hora, en campaña, tiene esa prisa.

P. -¿Qué pasará si no se para el adoctrinamiento en la escuela catalana?

R. – Pues que en 15 años Cataluña será independiente. O los partidos constitucionales hacemos un pacto de Estado y tomamos conciencia de lo que está ocurriendo o muy probablemente en 15 o 20 años no habrá artículo 155 que pare la independencia. Eso no quiere decir que toda la escuela en Cataluña está “contaminada”. No. Hay una parte importante de directores y educadores que son excelentes profesionales, pero no podemos taparnos los ojos a la realidad. Hay un parte de esa escuela que no es mayoritaria pero que está haciendo mucho daño y trabaja de forma específica en hacer crecer a los niños en un claro sentimiento de odio con el resto de España. Esto requiere una reacción temprana por parte del Estado para intentar reconducirlo.

“Si Moncloa me dijera que no es tan malo un tripartito de izquierdas, me enfadaría”

P. -En Moncloa admiten que, vista la experiencia de estos dos últimos años, tampoco sería tan malo un tripartito de izquierdas ERC-Comunes-PSC.

R. -A mí Moncloa nunca me ha dicho eso y si me lo dijera me enfadaría mucho. Creo que un tripartito de izquierdas es caer del fuego independentista a las brasas del populismo. Moncloa y al dirección nacional del PP están trabajando para que el PP catalán sea un partido fuerte en esta nueva etapa y esa es la única prioridad.

P. -¿Y qué pasará si vuelve a haber una mayoría absoluta de escaños independentistas?

R. -Existe la posibilidad, pero está en manos de los catalanes no independentistas. Si van a votar seguro que va a haber un gobierno constitucionalista. Si el independentismo vuelve a ganar las elecciones, tendremos que respetar los resultados , siempre y cuando la acción de gobierno se ajuste a la legalidad. Si pretenden seguir avanzando en el camino de la división, de la fractura social y de provocar una república unilateral, el Ejecutivo estará legitimado y obligado a actuar con la aplicación de nuevo del nuevo el 155.

“Si hubiera un gobierno que siguiera avanzando hacia la república, el Ejecutivo central aplicará de nuevo el 155”

P. -¿Es más radical Rovira que Junqueras?

R. – Caeríamos en un tremendo error si comenzáramos a calificar a los dirigentes políticos que nos han traído a hasta aquí  en blandos o duros. Todo el independentismo es radical, es fractura, es división..  no voy a caer en ese error de clasificarlos entre razonables o radicales.

P. -¿No hay modo de actuar contra las palabras de Rovira respecto a la sangre y los muertos en la calle?

R. -Desde el PPC estamos viendo si esas declaraciones tienen base para ir a un trámite jurídico. Si es así, en los próximos días presentaremos una denuncia. No todo vale en política. No todo está justificado para arañar cuatro votos. El independentismo está descolocado después de haber reconocido el engaño del “procés”, pero esto no justifica acusaciones tan graves. Lo estamos estudiando y si vemos que hay la mínima base lo vamos a denunciar.

“Desde el PPC estamos viendo si las declaraciones de Rovira pueden ser motivo de denuncia judicial”

P. -¿Es posible a excarcelación de Junqueras sin acatar el 155?

R. -Quien entra y sale de prisión es una decisión de los jueces. Pero mientras este señor y el resto de los encarcelados no renuncien de manera explícita a su proyecto rupturista, asuman la Constitución y el Estatuto y renuncien a la declaración de independencia a medio y largo plazo no tienen credibilidad. A partir de aquí, los jueces sabrán lo que tienen que hacer, pero nosotros tenemos muy claro que Puigdemont y el resto de responsables políticos que nos han traído a esta situación, además de pagarlo electoralmente, tienen que sufrir las consecuencias jurídicas propias de un estado de Derecho y eso sí le corresponde al ámbito de la Justicia.

P. -¿Existe la posibilidad de que Puigdemont y los cuatro ex consejeros huidos no tomen posesión de su escaño?

R. -Podría cambiar el juego de mayorías y minorías en el Parlament pero estamos haciendo suposiciones y en política catalana es un juego de alto riesgo, una aventura, porque la situación disparatada de los últimos meses nos han llevado a un escenario inimaginable. Tener un candidato que está fugado y otro que está en la cárcel, da una cierta singularidad a estas elecciones.

P. -¿Y que Puyigdemont se presente ante el Supremo tres días antes de las elecciones?

R. – Contemplo cualquier tipo de escenificación por su parte: que esté buscando una fotografía siendo detenido en la frontera, que quiera seguir la campaña desde Bélgica hasta que intente desaparecer mediáticamente. Todo es posible con este personaje tan singular.

“Le he pedido un debate a Puigemont en Bruselas para desenmascar al farsante”

P. -Le ha pedido un debate a Puigdemont en Bruselas.

R. -Se lo he pedido porque estoy cansado de que se dedique a insultar al Gobierno y a mi partido e incluso a mi persona. Me produce vergüenza cómo un señor que está huido de la justicia pretende representarnos. Y como estamos hartos de esa actitud irresponsable y demagógica que perjudica el nombre de Cataluña, creo que sería muy enriquecedor que pudiéramos tener un cara a cara y desenmascarar a un farsante.

 

P. -El independentismo está convencido de que, pase lo que pase, un día llegará el indulto.

R. -Si algún Gobierno tuviera la tentación de indultar a los que han intentado provocar este golpe de Estado, creo que desaparecería del mapa político español. Por eso estoy convencido de que es un escenario que mi partido no ha contemplado ni va a contemplar. No lo perdonarían, no ya los votantes del PP, sino la inmensa mayoría de la sociedad española.

P. -¿De dónde sacan ANC y Omniun la millonada que está pagando en fianzas, multas…?

R. -Este es uno de los temas que estoy convencido está investigando el Ministerio de Hacienda. Nuestra percepción es que puede venir de manera indirecta de subvenciones de la Generalitat, vía distintas instituciones, como pueden ser casales catalanes en el territorio o en el extranjero, o subvenciones a entidades que al final acaban en diferentes ramas de la ANC por vías paralelas o indirectas. Sin ninguna duda, el clima de confrontación en Cataluña no se hubiera vivido sin una ANC fuerte.

P. -¿En caso de sacar peores resultados que en 2015 se planteará su futuro político?

R. -Estoy convencido de que es un escenario que no se va a producir. Los resultados del PP van a ir acorde con el trabajo que hemos realizado y vamos a disponer de una fuerza importante para transmitir nuestro mensaje. Dicho esto, los políticos ocupamos la responsabilidad que nos ha tocado. Tengo la voluntad y el deseo de seguir trabajando en el PP, en la responsabilidad actual durante mucho tiempo.