El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a atacar este lunes a los medios de comunicación y a la cobertura mediática que éstos hacen de su acción política. En su línea habitual, el presidente norteamericano se ha referido con desprecio a los principales grupos del país y ha propuesto crear el ‘Fake News Trophy’ para el peor de todos.

«Deberíamos tener un concurso para ver cual de todas las cadenas, aparte de la CNN y sin incluir a la FOX, es la más deshonesta, corrupta y distorsionada en su cobertura política de vuestro presidente favorito (yo)», ha escrito en su cuenta personal de Twitter el presidente norteamericano.

Trump lleva varios días haciendo hincapié en sus elogios a la conservadora Fox News y en las críticas a CNN, una constante ya desde su campaña electoral en el año 2016. «Fox es mucho más importante en los Estados Unidos que CNN, pero fuera de los Estados Unidos CNN Internacional es todavía una fuente importante de noticias (falsas)», tuiteó el 25 de noviembre. «Representan a nuestro país ante el mundo muy pobremente. ¡El mundo exterior no ve la verdad si viene de ellos!», sentenció el presidente.

CNN no entró directamente en las provocaciones de Trump, aunque varios de sus buques insignia se afanaron en transmitir que son profesionales, y no representantes del país ante nadie. Este lunes, Trump ha vuelto a la carga con la propuesta del Fake News Trophy y su ataque al gremio periodístico en general: «Son todos malos».