Jordi Turull y Jospe Rull, los dos ex consejeros de la Generalitat excarcelados ayer por decisión del Tribunal Supremo que forman parte de la candidatura JxCat no renunciarán a hacer campaña. Al contrario, este miércoles se han mostrado dispuestos a dedicarse las 24 horas del día hasta el 21-D para conseguir un éxito electoral que según ellos debe servir para poner en libertad a los todavía encarcelados y permitir el retorno de Puigdemont desde Bruselas.

Una campaña en la que no hará mella, han asegurado, su situación procesal y el acatamiento del marco constitucional y la aplicación del artículo 155 hecha el pasado viernes ante el magistrado Pedro Llarena para pedir su excarcelación. En una comparecencia en la que no han querido comentar la decisión del magistrado de retirar la orden de extradición para Puigdemont y los tres consellers huidos y en la que se han extendido en los detalles de sus 32 días en prisión Rull y Turull se han mostrado más combativos que nunca en la defensa de su postura política.

Hemos salido de prisión con las mismas convicciones, defenderemos nuestros ideales”

“Hemos salido de prisión con las mismas convicciones, defenderemos nuestros ideales” ha advertido Turull, quien se ha declarado “políticamente en contra del 155 y lo rechazamos” y dispuesto a combatirlo “por la vía de las urnas y las papeletas”. “No debemos sentirnos condicionados” ha añadido, por defender “la decisión del pueblo de Cataluña”.

En este contexto, ha señalado directamente a Mariano Rajoy, al que ha recriminado que hable de la vuelta a la normalidad “cuando hay porras, presos y exiliados” y ha concluido que “lo que influye en la campaña es que algunos no puedan hacer campaña”. Una situación que “nos hace sentir más comprometidos y más en deuda con la candidatura de JxCat. En ausencia de esas personas los otros tendremos que poner más esfuerzo”.

Josep Rull, por su parte, ha señalado que con las elecciones del 21D “nos jugamos la libertad en el sentido mas intenso del termino, amnistía, dignidad democrática”. Rull, que se ha declarado dispuesto también a participar en campaña en todo lo que le pida la candidatura que dirige en el día a día Elsa Artadi ha reclamado “una gran explosión de dignidad que permita que sea el pueblo de Catlauña quien saque a los cuatro de prisión y permita que el gobierno regrese con la presidencia de Puigdemont”.

Primer impulso, los hijos

Antes de entrar en el debate político ambos dirigentes han explicado su vivencia persona en la Estremera, de la que han destacado la profesionalidad de los funcionarios de prisiones y el trato recibido por el resto de los reclusos. “Cuando ayer salimos de Estremera nos despidieron con aplausos” ha asegurado Rull, de quien Turull afirma que se ha convertido en el “rey del ping pong” del Módulo 4.

Una salida tras la cual ambos ex consellers han destacado el reencuentro con sus hijos como el momento más dulce tras los 32 días en prisión, al tiempo que agradecían el apoyo recibido por su familias desde su partido, el PDCat.

El ex conseller de Territorio ha vuelto a reseñar los traslados en furgoneta policial esposados, y ha denunciado la actitud “humillante” de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela durante su comparecencia del 2 de noviembre. Una actitud que ha contrastado con la de policías, guardias civiles y funcionarios de presiones a los que ha elogiado su profesionalidad con una excepción, los funcionarios que le recibieron en la prisión de Navalcarnero, en la que solo permaneció unas horas.