Este lunes por la tarde han quedado en libertad provisional los seis ex consellers de la Generalitat, en prisión provisional desde el pasado 2 de noviembre por delitos de sedición, rebelión y malversación en relación con el proceso independentista en Cataluña. Salen después de un mes en la cárcel tras pagar la fianza de 100.000 euros impuesta por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Las dos ex conselleras Dolores Bassa y Meritxell Borrás han salido de la cárcel de Alcalá Meco, mientras que Raül Romeva, Jordi Rull, Josep Turull y Carles Mundó han salido de la prisión de Estremera. La ANC y Òmnium Cultural, como ya hicieron con la presidenta del Parlament Carme Forcadell, han pagado íntegramente las fianzas con el dinero de la “caja de solidaridad” de las entidades independentistas.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha notificado en la mañana de este lunes que mantiene en prisión incondicional sin fianza a ex vicepresident del Govern de Cataluña, Oriol Junqueras, para el ex conseller de Interior Joaquim Forn y para los líderes de ANC y Omnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. El titular considera que no hay riesgo de fuga, pero sí aprecia riesgo de reiteración delictiva en el caso de Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart. A su juicio, “sus aportaciones están directamente vinculadas a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”.

Llarena ha dictaminado que los seis ex consellers que han quedado en libertad provisional eludan la cárcel con una fianza de 100.000 euros pero les imponen comparecencias semanales en el TSJ de Cataluña o en el juzgado o tribunal de su conveniencia, la prohibición de abandonar el país y la retirada de pasaporte. De hecho, tanto Bassa como Borrás hacían efectiva dicha cantidad pasadas las 16 horas de la tarde de este lunes.

En el caso de los cuatro consellers varones, salían a las 18.33 horas de la cárcel de Estremera, donde un grupo de familiares y una delegación de diputados, senadores y cargos de ERC y del PDeCAT les han recibido entre aplausos a su salida del centro penitenciario. Los ex dirigentes han salido de prisión andando y han devuelto los aplausos a quienes han ido a recibirles, con quienes se han abrazado antes de dirigirse a los vehículos en los que han abandonado el lugar entre gritos de “libertad” y “visca Catalunya”. Los cuatro son candidatos a las elecciones del 21 de diciembre, cuya campaña electoral comienza en la medianoche de hoy.

Entre quienes han ido a recibirles estaba la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, y los portavoces de ERC y PDeCAT en el Congreso, Joan Tardá y Carles Campuzano, respectivamente, quienes antes fueron a recibir a las exconselleres Dolors Bassa y Meritxell Borrás a su salida de Alcalá Meco.  Junto a ellos, un grupo de simpatizantes independentistas que han exhibido varias pancartas con el lema “República” y “Democracia”.